Reglas comunes a los distintos sistemas de previsión social

Situaciones de dependencia y envejecimiento
Reducciones para la atención de situaciones de dependencia y envejecimiento
7 agosto, 2017
Reducciones aportaciones sistemas previsión social a favor personas con discapacidad
Reducciones por aportaciones a sistemas de previsión social a favor de personas con discapacidad
11 agosto, 2017
Show all
Reglas comunes a los distintos sistemas de previsión social

Reglas comunes a los distintos sistemas de previsión social

Las reducciones de la base imponible por las aportaciones a todos los sistemas de previsión social se aplican siguiendo una serie de reglas comunes

a) Si el contribuyente dispone, total o parcialmente, de los derechos consolidados, así como los derechos económicos que se derivan de los diferentes sistemas de previsión social, en supuestos distintos de los previstos en la normativa de planes y fondos de pensiones, deberá reponer las reducciones indebidamente practicadas en la base imponible, mediante las oportunas autoliquidaciones complementarias, con inclusión de los intereses de demora.

b) Las cantidades percibidas tributarán como rendimiento del trabajo, sin reducción alguna, en el período impositivo en que se perciban.

c) Las reducciones resultarán aplicables cualquiera que sea la forma en que se perciba la prestación, tanto en forma de capital, como en forma de rentas, temporales o vitalicias.

d) Como límite máximo conjunto para las reducciones, aplicable por los distintos sistemas de previsión social enumerados anteriormente, se aplicará la menor de las cantidades siguientes:

  1. El 30 % de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.
  2. 8.000 euros anuales.

e) Los partícipes, mutualistas o asegurados que hubieran efectuado aportaciones a los referidos sistemas de previsión social podrán solicitar la reducción, en su caso, de los excesos de aportaciones y contribuciones imputadas que no hubieran podido ser objeto de reducción en la base imponible por insuficiencia de la misma o por aplicación del límite porcentual establecido en el apartado 1 anterior, en los cinco ejercicios siguientes.

Esta solicitud deberá realizarse en la declaración del IRPF correspondiente al ejercicio en que las aportaciones realizadas hayan excedido de los límites antes mencionados, imputándose al primer ejercicio en el que, dentro del plazo anterior de cinco años, las aportaciones efectuadas no alcancen dichos límites.

Finalmente, cuando concurran aportaciones realizadas en el ejercicio con aportaciones de ejercicios anteriores que no hayan podido ser objeto de reducción por exceder de los límites establecidos, se entenderán reducidas, en primer lugar, las aportaciones correspondientes a años anteriores.

Un ejemplo

Un contribuyente ha realizado durante el ejercicio aportaciones a un plan de pensiones individual por importe de 5.600 euros. Por otra parte, se le imputan aportaciones por el empresario promotor de un plan de pensiones del sistema empleo por 6.000 euros. Sus rendimientos netos del trabajo en el ejercicio han sido de 25.000 euros.

Aun teniendo aportaciones y contribuciones imputadas a planes de pensiones por 11.600 euros, tan solo podrá aplicar la reducción por el 30 % de sus rendimientos netos, es decir, por 7.500 euros (esto es el primero de los límites), que es inferior a 8.000 euros (segundo límite). Los 4.100 euros de exceso podrá aplicarlos para reducir la base imponible de los cinco ejercicios siguientes.

Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo, Abogados y Asesores Fiscales.

 

Artículos relacionados:

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *