Cláusula Suelo nula
14 Enero, 2016
Bankia codenada una vez más por sus preferentes
21 Enero, 2016
Show all

D. Mario y Dª Purificación interpusieron una demanda contra Bankinter en la que solicitaban, como pretensión principal, que se declarase la nulidad de la suscripción de un producto de inversión denominado “bono cupón euro/dólar 6 %” emitido por “Lehman Brothers Treasury Co Bv”, realizada en abril de 2008, en el que habían invertido 2.234.000 dólares USA.

reclamar bono estructurado

La nulidad se fundamenta en vicio del consentimiento como consecuencia de la conducta dolosa de Bankinter o, en su defecto, por la existencia de error en las condiciones esenciales del contrato, puesto que, resumiendo los argumentos de la demanda, no se les advirtió de ningún riesgo, salvo el de no obtener rentabilidad, y el Sr. Mario actuó en la creencia de que Bankinter garantizaba la inversión.

Además, la situación de Lehman Brothers en la fecha en que se suscribió el producto de inversión no era buena, sin que se informara de tal circunstancia a los demandantes, como tampoco de la evolución negativa de dicha entidad en los meses sucesivos.

Lehman Brothers quebró a mediados de septiembre de 2008, con lo que los demandantes perdieron su inversión.

Subsidiariamente a la petición de nulidad, los demandantes solicitaban que se declarase que la omisión de información esencial por Bankinter era contraria a la normativa vigente y a la buena fe, y que se condenara a Bankinter a responder de los daños y perjuicios ocasionados a los demandantes, planteando dos posibles indemnizaciones.

La sentencia de primera instancia estimó la pretensión principal de la demanda al considerar que se había producido un vicio en el consentimiento de los demandantes como consecuencia de la conducta dolosa de Bankinter. Además, consideró que entre las partes hubo una relación de asesoramiento y Bankinter debió suministrar al cliente una información comprensible sobre el emisor del bono y su cualificación, lo que no realizó, y se omitió al cliente la información de que el garante de la inversión era una sociedad privada no española, ocultándole las características de la sociedad emisora, régimen o sistema de control y medios efectivos con los que garantizar el 100% de su inversión, ocultación que por estar realizada a sabiendas consideró constitutiva de dolo invalidante del consentimiento.

Apelada la sentencia por Bankinter, la Audiencia Provincial desestimó el recurso de apelación al considerar que había concurrido vicio en el consentimiento de los demandantes, si bien el mismo era constitutivo de error y no de dolo.

Bankinter interpuso recurso de casación, con base en tres motivos, todos los cuales fueron admitidos.

1.- El primer motivo del recurso va destinado a desvirtuar la apreciación de existencia de un error invalidante del consentimiento, y a tal efecto rebate que la falta de información sobre la existencia de un garante y la identidad de este puedan determinar la existencia de un error sustancial y excusable.

2.- El motivo no puede ser estimado, por su carencia de efecto útil. Aunque los argumentos expuestos en el motivo se consideraran correctos, su estimación carecería de eficacia porque, como ponen de relieve los recurridos en su escrito de oposición al recurso, la apreciación de existencia de un error invalidante del consentimiento se basó de un modo evidente, además de en la falta de información sobre la condición de garante de “Lehman Brothers Holding Inc.”, en que Bankinter no comunicó a los demandantes los datos sobre:

  • El deterioro de Lehman Brothers, que alertaban sobre la existencia de riesgos relativos a la solvencia del emisor del bono,
  • Que eran conocidas por Bankinter en las fechas en que ofertó a los demandantes un producto de inversión “a su medida”.

Formulación del segundo motivo del recurso de casación.

Fue Bankinter quien ofreció a los demandantes un producto de inversión “a su medida”, quien configuró el bono por el importe convenido con los demandantes, vendió el bono a estos y, una vez detraído el importe correspondiente a su margen de beneficio, entregó a Lehman Brothers la cantidad resultante.

Ha de coincidirse con la Audiencia Provincial en que Bankinter, más que como comisionista, actuó como distribuidor de los productos de inversión de Lehman Brothers, entablando contacto con los clientes, ofertándoles el producto, celebrando con ellos el contrato, actuando en nombre propio y cobrando su importe.

“Un 90 % de los clientes obtiene un resultado favorable frente a las entidades con este despacho”.

FB
FB

Comments are closed.