El Supremo anula dos productos estructurados del Santander

cláusula suelo caja rural
Una condena más por cláusula suelo a Caja Rural de Navarra
12 Mayo, 2017
índice del IRPH
Madrid anula por abusivo el índice IRPH
17 Mayo, 2017
Show all
productos estructurados del santander

El Tribunal Supremo anula dos productos estructurados del Santander firmados de forma consecutiva y obliga a devolver 300.000 euros

Un contrato bancario suscrito para recuperar una primera inversión no valida el primer contrato si en éste ha habido falta de consentimiento por falta de información. Esta tesis, corroborada recientemente por el Tribunal Supremo en una sentencia sobre productos estructurados del Santander, permite a aquellos consumidores con varios productos reclamar su nulidad si ha habido vicio en el consentimiento.

Sólo recuperaban el 7 % de la primera inversión

El Tribunal Supremo ha anulado dos productos estructurados del Banco Santander y ha obligado a devolver la inversión, de 300.000 euros, a los clientes. En concreto, la pareja contrató en primer lugar, un producto estructurado en 2006. Cuando a finales de 2008 el valor del dinero invertido había bajado hasta el 7 %, 21.000 euros, el banco ofreció al cliente otro producto para recuperar la inversión, en este caso un producto estructurado tridente. Cuando finalizó el contrato, en 2013, no le devolvieron nada del capital invertido.

Los afectados reclamaron la nulidad de los contratos ante los tribunales por falta de información, pero los jueces no les dieron la razón hasta que el caso llegó al Supremo. Finalmente el Alto Tribunal ha aceptado el recurso de casación al entender que la sentencia de la Audiencia Provincial de Oviedo contradice su jurisprudencia.

Ser empresario no significa conocer los riesgos

En primer lugar, el Supremo entiende que no es suficiente información del riesgo del producto aludir a la posibilidad de “pérdida de parte” del capital. En segundo lugar, subraya el tribunal que el hecho de que el inversor sea un empresario no le hace conocer los riesgos del producto si no tiene conocimientos especializados en estos productos financieros.

En tercer lugar, recuerda el Supremo que “no supone confirmación la celebración de contratos de forma sucesiva”. Destaca que en este caso la única finalidad a la que respondía la celebración del segundo contrato era la de recuperar parte del capital invertido y como tal lo ofreció el banco.  Señala el Supremo que “querer recuperar el capital invertido es compatible con la impugnación del primer contrato y  por ello no convierte en intrascendente ni hace desaparecer el error inicial”.

Indica el Supremo que querer recuperar el capital invertido es compatible con la impugnación del primer contrato.

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *