Participaciones Preferentes Bankia, nulidad

Cuaderno particional – Sentencia 16/2009
28 noviembre, 2014
Participaciones preferentes sentencia a Bankia
3 diciembre, 2014
Show all

Se trata de la reciente Sentencia de 24 de noviembre de 2014, de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Navarra, que confirma íntegramente la Sentencia de 1ª Instancia que condenaba a Bankia a devolver 80.726,03€ euros por participaciones preferentes, con expresa condena en costas a la parte demandada (Bankia).

“Debemos exponer que la Sala comparte los argumentos contenidos en la sentencia que se recurre, la cual describe la naturaleza y características del contrato suscrito por las partes, de adquisición de participaciones preferentes bankia, para concluir, a partir de las notas que señala, que se trata de un contrato complejo”.

A pesar de ese carácter complejo del producto participaciones preferentes y de que tradicionalmente estaba destinado y era utilizado por inversores con experiencia en ese tipo de productos, es lo cierto que en el panorama financiero actual hemos asistido a la comercialización generalizada del mismo a personas que carecen de aquellos conocimientos. La comercialización masiva de las participaciones preferentes bankia en los últimos años se ha debido fundamentalmente, como se señala en la sentencia de 23 de julio de 2013 de la Sección 5ª de la Audiencia Provincial de Asturias, “a la necesidad de financiación de determinadas entidades financieras, pues la inversión que realizaban los partícipes se integraba como patrimonio neto y no como pasivo, permitiendo mayor liquidez a las mismas; es decir, que iban dirigidas a transformar en patrimonio neto el pasivo de clientes de las entidades de crédito que tenían sus ahorros en depósitos bancarios, como una política de reforzamiento de sus recursos propios”.

En cuanto a los motivos de impugnación:

1.- Excepción de caducidad de la acción de nulidad ejercitada. Resulta irrebatible que en el día de la perfección de los contratos de adquisición de participaciones preferentes bankia, éstos no quedaron consumados, por la elemental razón de que en dicho día ni por asomo podían haber quedado cumplidas completamente las prestaciones u obligaciones asumidas en los mismos, por ambas partes contratantes. El ejercicio de la acción de anulabilidad puede comenzar durante la vigencia del contrato al cobrar sentido el mismo cuando el resultado económico querido y esperado no se produce, pues entonces afloraría el error acerca del producto bancario contratado, debiendo fijar el comienzo del plazo desde que se tiene conocimiento de la existencia del error, siendo que en el supuesto de autos no es dable situar el error con una antelación de más de cuatro años a la fecha de la presentación de la demanda, teniendo en cuenta la percepción de intereses, hasta que se evidenció que no tenía derecho al reembolso de la cantidad depositada.

2.- Ausencia de labores de asesoramiento financiero. No se considerará que constituya asesoramiento, a los efectos de lo previsto en este apartado, las recomendaciones de carácter genérico y no personalizadas que se puedan realizar en el ámbito de la comercialización de valores e instrumentos financieros. Dichas recomendaciones tendrán el valor de comunicaciones de carácter comercial”.

3.- Vicio del consentimiento. Comprobamos que BANKIA ofertó el producto de participaciones preferentes a la mercantil actora, a quien catalogó como cliente minorista, como un producto adecuado la misma, pero sin informarle debidamente antes de la contratación sobre los riesgos reales de tal producto, como que éste podría conllevar la pérdida total de todo el principal aportado, mientras que en el documento de información, únicamente se le hacía saber de la posibilidad de “pérdidas”, de una manera vaga, y lo que es más importante, no realizó el test de idoneidad, lo que permite presumir la existencia del error.

FB
FB

Comments are closed.