Los contratos por intercambio o swaps (permutas) son derivados financieros.

Un derivado financiero o instrumento derivado es un producto financiero cuyo valor se basa en el precio de otro activo, de ahí su nombre. El activo del que depende toma el nombre de activo subyacente. Los subyacentes utilizados pueden ser muy diferentes, acciones, índices bursátiles, valores de renta fija, tipos de interés o también materias primas. En nuestro caso tipo de interés.

Características del Swap

Requiere una inversión inicial neta muy pequeña o nula, respecto a otro tipo de contratos que tienen una respuesta similar ante cambios en las condiciones del mercado. Se liquidará en una fecha futura; Pueden cotizarse en mercados organizados (como las bolsas) o no organizados (over the counter “OTC”).

¿Existen vicios en el consentimiento?

El Tribunal Supremo exige el cumplimiento de la normativa Mifid. Esta doctrina es muy importante dado que la entidad tiene que acreditar que ha cumplido con sus obligaciones de información en la venta de un swap y, en caso contrario, se presume que el cliente no obtuvo la información suficiente.

Riesgos que existen al suscribir un swap

Existen numerosos riesgos. Tal vez el más relevante es el riesgo de tipo de interés, es decir, el riesgo de sufrir pérdidas por los movimientos de los tipos de interés. Por ejemplo, si estamos endeudados a tipo de interés variable, como el EURIBOR, sufriremos pérdidas cuando el Euribor suba, y nos beneficiará el descenso.

Entrevista a Ignacio Ferrer-Bonsoms, Abogado,  tras obtener la primera Sentencia en España que condenó a Caixabank por la comercialización de 3 SWAPS a 3 particulares.

Esta sentecia declara nulos los contratos y condena a “La Caixa” a abonar todas las cantidades pagadas, así como las costas del juicio.

Ferrer-Bonsoms, Abogados es un despacho con amplia experiencia en resolución de demandas de swap, tanto de particulares como de empresas.

Hemos interpuesto demandas contra Caixabank, SA (La Caixa), Banco Sabadell, Barclays, Banco Coopertivo Español, SA (Caja Rural de Navarra), Banco Santander, BBVA, Banco Popular (Vasconia), Banca Cívica, Caixa Tarragona, Bankia, Caja Madrid, Bancaja, etc.

“Un 90 % de los clientes obtiene un resultado favorable frente a las entidades con este despacho”

Primera Sentencia en España que condena a La Caixa.

Demanda conjunta de tres particulares. Se condenó a Caixabank a devolver un total de 16.612,58 euros.

Sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Pamplona, de 28 de enero de 2014.

Condena a Banco Santander SA a devolver un total de 54.618,59 euros más el interés.

Sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Navarra, de 22 de noviembre de 2013.

Desestima el recurso interpuesto por Caixabank y confirma la Sentencia de Primera Instancia condenando a la entidad a devolver 10.660,51 euros.

Sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra, sección 1ª, de 21 de noviembre de 2012.

Estima en segunda instancia la nulidad del swap y condena a la Caixabank a devolver 5.184,6 euros más las costas.

Sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Navarra, de 16 de junio de 2015.

Desestima el recurso interpuesto por Caixabank y condena a devolver un total de 85.085,96 euros con imposición de las costas a la parte recurrente.

Sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Logroño, de 9 de diciembre de 2014.

Condena a Caixabank en primera y segunda instancia con expresa imposición de las costas.

Sentencia del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Pamplona, de 9 de mayo de 2014.

Condena a Caixabank a devolver un total de 40.420,11 euros por 5 swaps vendidos a 5 particulares (demanda conjunta), más el pag de las costas.

Sentencia del Juzgado nº 1 de Tolosa.

Condena a Banco Cooperativo a devolver a un particular la cantidad de 27.280,60 € con expresa imposición de las costas a la parte demandada.

Si lo desea, puede describirnos su caso completando el siguiente formulario y nuestros profesionales podrán ofrecerles una primera valoración.

Nombre

E-mail

Oficina a contactar

Mensaje

cixa
¿Qué son los collars en los swaps?

Los COLLARS son la combinación de la compra (venta) de un CAP y simultanea venta (compra) de un FLOOR. Los strikes, habitualmente definirán un diferencial por el cual el correspondiente al del CAP superará al del FLOOR (por definición). En situación out of the Money, un Collar tendrá el strike del CAP por encima de la media de los tipos implícitos (forwards) mientras que el FLOOR lo tendrá por debajo de dicha media.

¿Qué son los caps y los floors en los swaps?

Los CAPS (techos) y FLOORS (suelos) son opciones a medio y largo plazo en relación al activo subyacente de los tipos de interés.

Un CAP o techo es un contrato firmado con un banco que permite al comprador fijar el coste máximo de una deuda a medio y largo plazo, obtenida a tipo de interés variable (Euribor, Libor, etc.). Estos contratos se negocian en diferentes divisas (USD, EURO, LIBRA, etc.).

En el CAP el ejercicio es automático en el sentido de que si en una fecha de vencimiento el tipo de interés de mercado supera al tipo de interés fijado en el CAP, el banco vendedor desembolsa una liquidación compensatoria al comprador del CAP, sin que sea necesaria comunicación alguna por parte de este último.

Para el comprador del CAP, este instrumento, si está bien diseñado  –lo que  no ocurre en el caso analizado como veremos-,  puede funcionar como una póliza de seguros a largo plazo que  protege del alza de los tipos de interés, por la que se debe pagar una prima periódica anual o bien una prima única en el momento de adquisición del contrato. Generalmente, en los mercados más desarrollados, los CAPS se negocian en base a primas únicas pagaderas al comienzo de la operación.

El poseedor se asegura de que la rentabilidad de una inversión a tipo de interés variable no será inferior a la tasa garantizada en el correspondiente contrato.

Lógicamente, los “usuarios” de los FLOORS son distintos a los que utilizan los CAPS. En general son inversores que tienen parte de su cartera invertida en títulos o activos monetarios a tipo de interés variable (bancos, compañías de seguros, etc.) y que esperan que los tipos de interés van a descender en el futuro.

¿Los Swaps son contratos complejos?

Si, los swaps son contratos complejos según la Ley del Mercado de Valores, y criterio de la CNMV. Además en los últimos años, los bancos han aumentado la complejidad de estos productos a través de realizar estructuraciones a base de añadir opciones sobre tipos de interés como CAPS, FLOORS y SWAPTIONS, y lo que es técnicamente un grave error, opciones sobre otras variables de riesgo (por ej. renta variable; inflación).

En otros casos se alcanza la complejidad vía combinar permutas financieras (swaps) no genéricos (i.e. amortising swap; tipos de interés fijos crecientes) con diferentes tipologías de opciones exóticas en la mayoría de los casos de tipo barreras: Knock out, knock-in de desactivación y activación y opciones de conversión unilateral de tipo fijo a variable, normalmente bermuda, a favor del Banco.

Los swaps y la modificación de los tipos de interés

Uno de los asuntos más relevantes es que las entidades financieras modificaron los datos del euribor y libor, y por tanto modificaron unilateralmente la referencia tomada en los swaps en su propio beneficio. Barclays por ejemplo fue sancionado por la FCA en Reino Unido por este motivo.

Cada cierto tiempo leemos en los medios de comunicación nuevas sanciones a las entidades por manipulación de los índices de referencia (euribor, libor etc):

– En fecha 10 de octubre de 2014: Condenan al primer baquero británico por la manipulación del LIBOR.

– Martes 21 octubre 2014: La Comisión Europea impone una multa de 94 millones de euros (JP Morgan, UBS, Credit Suisse y Royal Bank of Scotland) por constituir dos cárteles para manipular el Libor (más información acudir a este enlace de El Pais).