Contrato financiero por diferencias (CFD)

Obligaciones en la Comunidad de Bienes y en la Propiedad Horizontal
14 octubre, 2014
Herencias: Contador, peritos y partición hereditaria
17 octubre, 2014
Show all

Contrato financiero por diferencias (CFD)

¿Qué es un contrato financiero por diferencias?

Según el economista:

Un CFD, o Contrato por Diferencias es un acuerdo donde se intercambia la diferencia de precio de un activo entre el momento de apertura y el momento de cierre del contrato. Los CFDs permiten beneficiarse de las fluctuaciones de precio de los activos subyacentes sin necesidad de ser titular de los mismo.

Los CFD son productos complejos que se caracterizan por su elevado riesgo y cuyas pérdidas pueden superar lo invertido debido al efecto multiplicador que produce su apalancamiento. Este producto requiere un seguimiento constante ante su elevada volatilidad.

 

Según Wikipedia:

-Los CFD son instrumentos derivados OTC (over the counter), es decir, no cotizan en un mercado organizado.

-Originariamente, los CFD únicamente eran accesibles al inversor institucional. -Hoy en día los CFD se han convertido en una herramienta de negociación muy popular entre los pequeños inversores de todo el mundo.

-Los CFD están ganando terreno a la inversión tradicional gracias a sus ventajas, flexibilidad a la hora de operar y fácil acceso a mercados tradicionalmente no accesibles al cliente minorista.

-Los CFD exigen el depósito por parte del inversor de un pequeño importe en concepto de garantías, esto le permite una gestión más eficiente de su capital, ya que sólo se moviliza una pequeña proporción del valor global de su posición.

 

Según cincodías:

-Los CFD son productos complejos.

-Exigen que la entidad comercializadora someta a un test de conveniencia al cliente que quiera contratarlos.

-Si el intermediario es el que aconseja el producto, el inversor deberá pasar un filtro adicional: el test de idoneidad.

-Para ello, la entidad debe recopilar toda la información necesaria para poder asesorarle de forma adecuada.

 

Ya el pasado mes de marzo, la Autoridad Europea de los Mercados de Valores (ESMA, por siglas en inglés) y la Autoridad Bancaria Europea (ABE) advirtieron de los peligros de los CFD para los inversores inexpertos.

-Estos derivados que no cotizan en ningún mercado oficial –a diferencia de las opciones, los futuros o los warrants– se han convertido en el producto estrella de un gran número de intermediarios bursátiles.

-Los mensajes clave de la advertencia son que los CFD son productos complejos y que no son adecuados para todos los clientes.

-Para utilizarlos con seguridad, los inversores deben contar con una amplia experiencia en mercados volátiles y han de comprender a fondo cómo funcionan y cuáles son sus riesgos.

-La ESMA y la ABE especifican que, “en general, la posibilidad de operar con CFD, especialmente cuando se hace a través de internet, no está acompañada de ningún consejo de inversión”. Es más, los supervisores advierten que, aunque el intermediario autorizado debe evaluar si el producto es adecuado para el inversor, “no todos los proveedores lo hacen”.

 

Pérdidas millonarias de los CFD (Contratos financieros por diferencias).

Según la CNMV, durante casi dos años (desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de octubre de 2013) de 8.000 clientes de las entidades más activas en la comercialización de este producto complejo, con una cuota de mercado superior al 85%.

En concreto, la pérdida media por inversor en las empresas analizadas asciende a 3.300 euros, siendo de más de 5.000 euros de media por inversor en alguna entidad y llegando a ser en algunos casos concretos superior al millón de euros.

Contratos financieros por diferencias: venta por internet

La CNMV ha decidido desarrollar este análisis ante la proliferación en los últimos años de entidades y plataformas en Internet que se han centrado en la comercialización de este producto complejo y arriesgado entre inversores minoristas.

Según el organismo liderado por Elvira Rodríguez, estas empresas realizan campañas de publicidad en las que se suelen primar los aspectos positivos del producto frente a la información sobre el carácter complejo de un instrumento que no es adecuado para todos los inversores.

Corregir publicidad para proteger al inversor

Así pues, la CNMV ha instado a estas entidades a corregir los “defectos observados” y adaptando dichos anuncios a los principios de la normativa de defensa del inversor.

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) ya realizó en 2013 una advertencia sobre los CFD dirigida a los inversores que también fue difundida por la CNMV. En dicha advertencia se destacaba que los inversores únicamente deben considerar la inversión en CFD si cuentan con una experiencia amplia en mercados volátiles, comprenden “plenamente” cómo funciona el producto y disponen de tiempo suficiente para gestionar su inversión.

 

Este despacho está dedicado a Derecho Bancario.

 

 

FB
FB

Comments are closed.