Constitución de una sociedad anónima

Riesgo de los Bonos Estructurados
9 Septiembre, 2016
Nueva condena por un Bono Estructurado
16 Septiembre, 2016
Show all

¿Qué es una sociedad anónima?

Una sociedad anónima es un contrato por el cual dos o más personas se obligan a poner en común bienes o industria vinculado a desarrollar una actividad con ánimo de lucro. Esta definición se desprende de los artículos 116 del Código de Comercio, 1.665 del Código Civil y 19 de la Ley de Capitales. La sociedad anónima se diferencia de la sociedad limitada por la cantidad de capital mínimo exigido, y porque existe más libertad de transmisión de acciones.

Se considera una sociedad mercantil de capital “abierta” y no “cerrada” como la sociedad limitada (la transmisión de los títulos en la sociedad limitada suele tener más restricciones).

¿Cómo se constituye una sociedad anónima?

Para constituir una sociedad anónima es necesario un acuerdo de constitución entre los socios (o del socio unipersonal), que deberá ser elevado a escritura pública ante notario, además de su inscripción en el Registro Mercantil. Según el artículo 33 de la Ley de Sociedades de Capital, con la inscripción en el Registro Mercantil, la sociedad anónima adquirirá su personalidad jurídica.

¿Qué contiene la escritura de constitución de la sociedad anónima?

El contenido de la escritura de constitución de la sociedad anónima es el siguiente:

– Identidad de los otorgantes: nombre, apellidos, edad, estado civil, domicilio, nacionalidad, y DNI o NIF.

– Es posible actuar o intervenir en el otorgamiento por poder de representación (hace falta, por tanto, un poder notarial de representación).

– Declaración de los otorgantes de voluntad de constituir una sociedad anónima.

– Efectuar las aportaciones sociales, que pueden ser de dos clases:

1.- Aportaciones sociales dinerarias, señalando la moneda concreta. El notario deberá dar fe de que se ha efectuado la aportación. En la práctica mediante ingreso en la cuenta que será de la sociedad o entregando el dinero al notario para que efectúe el depósito.

2.- Aportaciones sociales no dinerarias: se deberán valorar económicamente por un experto independiente nombrado por el Registro Mercantil.

* Quedan excluidas de las aportaciones sociales el trabajo o los servicios (salvo que se trate de prestaciones accesorias según regula el artículo 86 de la Ley de Sociedad de Capitales).

– Deben constar los gastos de constitución, pero en caso de que no se efectúe, no será causa de nulidad de la sociedad.

– Personas encargadas de la administración de la sociedad anónima, distinguiendo administradores que sean personas físicas (determinar qué persona es), o personas jurídicas (deberá señalarse que persona física será la designada).

– Estatutos sociales: tiene como objeto regular la organización, funcionamiento y actividad de la sociedad. El contenido mínimo está regulado en el artículo 23 de la Ley de Sociedad de Capitales. Brevemente podemos referir de dichos estatutos:

– Denominación de la sociedad anónima: debe incluir el nombre al final el término Sociedad Anónima o SA, y si es unipersonal, dicha característica.

1.- Objeto social evitando generalidades.

2.- Duración de la sociedad: indefinida o a término.

– Fecha de comienzo de las operaciones que no podrá ser anterior a su inscripción, salvo en caso de transformación de la sociedad.

– Domicilio social que será el del centro de la efectiva administración o explotación.

– Capital social: acciones, valoración, y numeración; si hay clases de acciones, series; y representación por títulos o anotaciones en cuenta.

* El capital social mínimo es de 60.000 euros pero puede desembolsarse solo el 25 % para la constitución. En ese caso deberá hacerse constar en los estatutos como se efectúa el respectivo desembolso.

– Órgano de administración, cuyo plazo no puede exceder de 6 años.

– Modo de deliberación de los acuerdos por los órganos sociales.

– Fecha de cierre del ejercicio social: se presume por ley que el fin es el 31 de diciembre.

– Posibles restricciones a la transmisión de las acciones.

– Régimen de las prestaciones accesorias: habrá que especificar su régimen.

– En su caso, las ventajas de los fundadores.

– Otros pactos que se estimen convenientes.

Inscripción en el Registro Mercantil de la sociedad anónima

De forma resumida estos son los pasos para la inscripción de una sociedad anónima en el Registro Mercantil:

  • Solicitud de certificado de denominación.
  • Otorgar la escritura de constitución ante notario.
  • Desembolsar el 25 % del capital suscrito.
  • Inscripción en el Registro Mercantil.
  • Publicación en el BORME, que efectúa de oficio el Registrador Mercantil.

Si necesita consejo o asesoramiento sobre la constitución de una sociedad anónima no dude en contactar con nosotros.

Abogados expertos en Derecho Mercantil.

FB
FB

Comments are closed.