Participaciones preferentes sentencia a Bankia
3 diciembre, 2014
¿Se puede anular cláusula suelo en empresas?
4 diciembre, 2014
Show all

Hasta ahora eran los consumidores particulares los que demandaban por las cláusula suelo.

Las empresas también podrán reclamar por la nulidad del suelo

Pero son ahora las sociedades y empresas las que van a poder beneficiarse de la eliminación de dicha cláusula suelo. Ello con la correspondiente devolución de las cantidades indebidamente aportadas a la entidad financiera.

Ley de Condiciones Generales de la Contratación

La Exposición de Motivos de la Ley sobre Condiciones Generales de la Contratación así lo prevé. En concreto señala que “Nada impide que también judicialmente pueda declararse la nulidad de una condición general que sea abusiva cuando sea contraria a la buena fe y cause un desequilibrio importante entre los derechos y las obligaciones de las partes, aunque se trate de contratos entre profesionales y empresarios

Cambio de criterio

Además, los Juzgados de lo Mercantil parece ser que están cambiando su criterio respecto de la nulidad de las cláusula suelo. Esto abre la puerta a la esperanza a empresas que podrán recuperar su dinero. Si bien, todavía hay tribunales que reconocen la nulidad de dichas cláusulas, pero no la retroactividad. Esto, sin ser un triunfo total, supone un gran ahorro para las empresas que verán reducida su cuota hipotecaria.

Fundamentos jurídicos para reclamar la nulidad del suelo de empresa

Normas generales de aplicación a la nulidad del suelo de empresa:

Ley 7/1998 de 13 de abril de Condiciones Generales de la Contratación. Con especial referencia a los artículos 5 y 7
Código Civil. Con especial referencia a los artículos 1255,1256, 1258, 1265, 1300 y 1303.
Código de Comercio. Artículo 57.

Normativa bancaria de aplicación a la nulidad del suelo de empresa:

-Ley 26/1988, de 29 de julio, sobre Disciplina e Intervención de las entidades de crédito
-La Orden Ministerial de 5 de mayo de 1994
-Ley 41/2007 de 7 de diciembre, por la que se modificó la ley 2/1981, de 25 de marzo, de Regulación del Mercado Hipotecario.

El control de inclusión del suelo de hipoteca en la empresa

La Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013 (fundamento 201) reconoce el control de incorporación. Éste opera ante cualquier cláusula contractual, que sea condición general, independientemente de la condición del adherente.

Los requisitos para la incorporación de condiciones generales en los contratos

Se recogen en el artículo 5 de la LCGC son los siguientes:
– Condiciones firmadas por todos los contratantes.
– Contrato con expresa referencia a las condiciones generales incorporadas.
– Con información previa suficiente, concretándose la información expresa sobre la existencia de las cláusulas y la entrega de un ejemplar de las mismas.
– Redacción de las cláusulas se ajuste a los criterios de transparencia, claridad, concreción y sencillez.

Incumplimiento y nulidad del suelo de empresa

El incumplimiento de estos requisitos supone, de acuerdo con el art. 7 LCGC la no incorporación al contrato de aquellas condiciones generales en las que:

1.- El adherente no haya tenido oportunidad real de conocer de manera completa al tiempo de la celebración del contrato.

2.- No hayan sido firmadas, cuando sea necesario.

3.- Aquellas que sean ilegibles, ambiguas, oscuras e incomprensibles.

4.- Serán igualmente nulas, de conformidad con el art. 8 LCGC aquellas cláusulas que contradigan normas imperativas o prohibitivas, en perjuicio del adherente.

Jurisprudencia del Tribunal Supremo que avala reclamar el suelo de empresa

Podemos citar en primer lugar la Sentencia del tribunal Supremo número 227 de 30 de abril de 2015. Refiere esta sentencia que:

“ Las condiciones generales insertas en contratos en los que el adherente no tiene la condición legal de consumidor o usuario, cuando reúnen los requisitos de incorporación, tienen, en cuanto al control de contenido, el mismo régimen legal que las cláusulas negociadas, por lo que sólo operan como límites externos de las condiciones generales los mismos que operan para las cláusulas negociadas, fundamentalmente los previstos en el art. 1.255 y en especial las normas imperativas, como recuerda el art. 8.1 LCGC”.

Cláusula suelo en empresa. Más sentencias.

-Sentencia del tribunal Supremo número. 367 de 3 de junio de 2016. Roj: STS 2550/2016.
-Sentencia del tribunal Supremo de 18 de enero de 2017.Roj:STS 123/2017.
-Sentencia del tribunal Supremo de 20 de enero de 2017. Roj: STS 124/2017.
-Sentencia del tribunal Supremo nº 57/2017 de 30 de enero de 2017.

Si tiene alguna duda o consulta relacionada con suelo de hipoteca, acuerdo posterior o derecho bancario, no dude en contactar con nosotros.

También somos abogados especialistas en derecho mercantil.

Estamos a su disposición en nuestros despachos de MadridSevillaPamplonaValladolidBarcelona y Palma de Mallorca.

 

FB
FB

Comments are closed.