Banco Popular condenado a devolver 45.000€ a un cliente

Valor nominal
Valor nominal de la acción de una sociedad mercantil
21 noviembre, 2016
Banco Santander devolverá a un extrabajador de Dephi 30.000€
25 noviembre, 2016
Show all

Banco Popular ha sido condenado a devolver 45.000 euros a un cliente que invirtió en bonos convertibles, tras declararse nulo el contrato de compraventa realizado en 2009 y su posterior renovación en 2012 con la compra de nuevos bonos, ya que como declara el Tribunal Supremo “el demandante contrató el producto en cuestión sin un conocimiento de sus características esenciales, es decir, afectado de error en el consentimiento”.

Banco Popular condenado a devolver 45.000 euros a un clienteEl pasado 2 de octubre de 2009, el cliente firmó un contrato de compraventa de bonos necesariamente convertibles en acciones Banco Popular, además el 11 de mayo de 2012 compró un producto similar, sumando un total de 45.000 euros la inversión. Se presentó la demanda de juicio ordinario contra el Banco Popular, reclamando la nulidad del contrato. La demanda fue admitida a trámite, teniendo lugar el juicio el 29 de septiembre de 2016.

La parte demandante alega que la información que se le prestó al cliente fue muy escasa, pues únicamente se le comunicó que el dinero que poseía en el banco le estaba dando un rendimiento muy bajo, recomendándole un nuevo producto de la entidad, estos bonos convertibles, afirmando que poseían un rendimiento muy elevado garantizado por tres años, además de permitirle recuperar el dinero cuando este quisiese.

En mayo de 2012, se le comunicó al cliente que la entidad estaba teniendo pérdidas. Como declara la Sentencia, la entidad le explicó que estaban haciendo un canje por nuevos bonos, con idea de poder así recuperar el dinero de la inversión. El cliente firmó la renovación de los bonos, recibiendo como información únicamente un folleto y una hoja adicional.

Los bonos fueron convertidos en acciones en noviembre del pasado año, cada una con un valor de 17,61, recibiendo así 2.600 acciones. Se reclama por la parte actora la nulidad del contrato, por error en el consentimiento.

Por su parte, la entidad se ampara en defender la caducidad de la acción, a la vez que desestima que no se le proporcionase toda la información al cliente previamente a la firma del contrato de compraventa, por lo que no se daría el vicio del consentimiento, y el contrato no podría declararse nulo.

El juez afirma que contando “con la prueba documental obrante en autos y con las declaraciones del demandante y de la empleada del Banco Popular que comercializó el producto y su valoración, como veremos, no proporciona ni atisbo de esa cuidadosa información que debería haber sido facilitada al cliente, cuya condición minorista no ofrece duda alguna”. Con respecto a la caducidad de la acción, pues la Sentencia recuerda que no podemos confundir lo que se defiende en el artículo 1.301 del Código Civil acerca de la consumación del contrato, con la perfección del mismo.

Concluyendo, por todo lo expuesto anteriormente, el juez declara que se ha dado error como vicio del consentimiento y que, en consecuencia, el contrato es declarado nulo, tanto el que se realizó en 2009 como el de renovación de bonos de 2012. El Banco debe devolverle al cliente los 45.000 euros que invirtió, además del abono de las costas procesales e intereses legales.

Si necesita ayuda o asesoramiento podemos atenderle dado que somos un despacho de abogados especializado en bonos convertibles de Banco Popular y poseemos una gran experiencia en este producto financiero complejo, por lo general, mal ofrecido y suscrito por la entidad.

FB
FB

Comments are closed.