La Audiencia Provincial de Barcelona condena a Catalunya Banc

Banco Sabadell devuelve el exceso de comisiones cobrado
5 Diciembre, 2016
La Audiencia Provincial de Valencia condena a Banco Santander
9 Diciembre, 2016
Show all

La Audiencia Provincial de Barcelona condena a Catalunya Banc a devolver 72.000 € a un cliente, revocando la sentencia dictada por el juez de Primera Instancia Nº 33 de Barcelona, que daba la razón a Catalunya Banc, estimando como válido un contrato de participaciones preferentes. Sin embargo, el juez de la Audiencia Provincial declara que este contrato de compraventa es declarado nulo por vicio del consentimiento.

La Audiencia Provincial de Barcelona condena a Catalunya Banc

El cliente de Catalunya Banc que realizó diversos contratos de compraventa con dicha entidad el 2 de abril de 2001, el 2 de marzo de 2006 y el 3 de mayo de 2006, invirtiendo un total de 450.000 euros en participaciones preferentes, presentó ante el juez de Primera Instancia de Barcelona una demanda reclamando la nulidad del contrato. El juez en la sentencia desestimó la demanda impuesta, absolviendo a la entidad demandada de lo establecido en su contra.

La parte actora interpuso un recurso de apelación frente a la Audiencia Provincial. La parte demandante reclamaba la nulidad del contrato para 72 de los títulos comprados, pues los otros 378 fueron vendidos en 2009, recuperando el 100 % del capital en ellos invertido.

El juez afirma que “no consta que los demandantes, en el momento de la adquisición de las participaciones preferentes, tuvieran conocimientos o experiencia en productos financieros complejos, no habiendo constancia de que se les hiciera un test de conveniencia”. Por su parte la entidad defiende que, al ejercer la profesión de abogado, el cliente tenía un conocimiento completo sobre este producto, a lo que el juez insiste en que no tenía todos los conocimientos sobre el mismo, a pesar de su profesión. Además, estaba demostrado que el cliente no tenía experiencia en inversión de alto riesgo, pues anteriormente lo había hecho en depósitos a plazo fijo y sin riesgo de perder el capital invertido.

Por otro lado, Catalunya Banc se basa en su defensa en la caducidad de la acción de nulidad, por haber transcurrido el plazo de cuatro años. La sentencia desestima esta alegación, pues el comienzo del cómputo del plazo no se da en la perfección del contrato, sino, tal como afirma la sentencia, “la consumación sólo tiene lugar cuando están completamente cumplidas las prestaciones de ambas partes”.

Por todo lo expuesto, la sentencia declara la nulidad del contrato de la compra de 72 participaciones preferentes, por error como vicio del consentimiento. La parte demandada deberá devolver 72.000 euros al cliente, más los intereses legales y las costas procesales menos los 23.967,68 euros que la parte demandante recibió en el canje de las 72 participaciones en 2013.

FB
FB

Comments are closed.