Valor nominal de la acción de una sociedad mercantil

Banco Popular condenado a devolver 134.000€
18 noviembre, 2016
Banco Popular condenado a devolver 45.000€ a un cliente
23 noviembre, 2016
Show all
Valor nominal

En los estatutos de la sociedad mercantil (anónima o limitada) debe constar el valor nominal que corresponde a cada acción. La suma de todo el valor nominal de las acciones dará lugar al capital social de la entidad.

El valor nominal de la acción deberá ser designado en dinero, como regla general. Este valor se obtiene de dividir el capital social por el número de acciones.

Por ejemplo, si tengo un capital total en la sociedad de 60.000 euros, representado en 1.000 acciones, el valor nominal será de 60 euros.

¿Deben tener todas las acciones el mismo valor nominal?

Pueden existir acciones de distinto valor nominal. Las acciones pueden ser de distinta clase (acciones con el mismo contenido de derechos), y de distinta serie (con distinto valor nominal).

Las acciones de la misma serie tendrán el mismo valor nominal.

Conviene señalar que están prohibidas las acciones de valor nominal cero o que no correspondan con una efectiva aportación patrimonial por parte del socio (artículo 59.1 LSC). Tampoco será posible la aportación por un importe nominal inferior a su valor nominal.

Diferencias entre valor nominal de la acción y otros conceptos

Hay que distinguir entre valor nominal y otros conceptos que podrían dar lugar a equívocos.

Hay que distinguir además el momento de la suscripción de las acciones; y el momento del desembolso. Se debe desembolsar al menos una cuarta parte del capital total en el momento de la suscripción. Lo que quede pendiente se denomina “dividendos pasivos”.

Por ejemplo:

  • Valor nominal: Surge de dividir el capital social por el número de acciones. Por ejemplo, una sociedad anónima con 60.000 euros de capital y 1.000 acciones dará lugar a 60 euros de valor nominal.  
  • Valor real: parte del patrimonio social que corresponde a la acción de acuerdo con el porcentaje que ésta representa en el capital social. Surge como consecuencia de dividir patrimonio neto entre número de acciones. Por ejemplo, de 60.000 euros de capital mínimo de la sociedad anónima se desembolsan solo 15.000 euros (se deben 45.000 euros llamados dividendos pasivos). El valor real de la acción será de 15.000 entre 1.000 acciones, es decir, 15 euros como valor real de la acción.
  • Valor contable: valor real que resulta de la contabilidad de la sociedad.
  • Valor de mercado: valor resultante de las transacciones de mercado.
  • Valor razonable: está mencionado por el artículo 124 de la LSC en las transmisiones mortis causa. El valor será determinado por un experto independiente, distinto del auditor de la sociedad.

Relaciones entre valor nominal y la aportación del accionista

  1. Acciones liberadas o gratuitas: son aquellas que puede recibir el accionista sin ninguna contraprestación. Están prohibidas.

En ocasiones el concepto de “acción liberada” se refiere a aquella acción que no se encuentra desembolsada en su integridad, o que no requiere un desembolso directo del accionista (aumento de capital con cargo a reservas).

  1. Acciones bajo la par: están prohibidos para evitar la quiebra entre valor nominal y capital social.
  2. Acciones con prima de emisión: Se da en casos en que la acción se emite con sobreprecio, es decir, por encima de su valor nominal. El valor real es superior al valor nominal. Con ello se pretende equilibrar la situación de los nuevos accionistas con los antiguos, exigiendo a aquellos que aporten su porcentaje al capital y a la cuota de reservas existente. La prima de emisión no se puede aplazar, debe ser abonada íntegramente. El objetivo de la prima de emisión es que la sociedad mantiene la situación económica del “socio inicial” frente a los “nuevos socios”; es decir que el nuevo socio no se beneficie del riesgo que asumió el inicial cuando constituyó la sociedad.
  3. Acciones de industria o trabajo: aquellas en que la aportación consiste en la prestación de un servicio o realizar un trabajo. Tampoco están permitidos.

Compensación a socio fundador y/o promotor

Se les puede compensar, con reflejo en los estatutos, con títulos nominativos que serán distintos de las acciones. Podemos citar en concreto el artículo 27 de la Ley de Sociedades de Capital que establece las ventajas de los fundadores de las sociedades anónimas. Dicho precepto establece que se podrán establecer una reserva a derechos de contenido económico que no podrán exceder del 10 por 100 de los beneficios netos obtenidos según balance.

Si necesita ayuda o asesoramiento sobre las acciones de la sociedad anónima o tiene cualquier otra duda sobre derecho mercantil no dude en contactar con nosotros, somos abogados especialistas en Derecho Mercantil.

FB
FB

Comments are closed.