Algunos supuestos concretos de transmisión de acciones en las sociedades mercantiles

banco popular bonos
Dos oportunidades para reclamar los convertibles del Popular
24 noviembre, 2017
De sociedad anónima a sociedad limitada
De sociedad anónima a sociedad limitada
27 noviembre, 2017
Show all
transmisión de acciones

¿Pueden los socios vender sus acciones a un tercero sin haber desembolsado los dividendos pasivos?

Este supuesto supone que el socio realice una transmisión de acciones de la sociedad sin haber desembolsado todo el capital (es decir, los llamados dividendos pasivos).

Es posible esta transmisión. Pero a su vez los desembolsos aplazados se transmitirán igualmente al nuevo adquirente de las acciones no liberadas. Se produce una sucesión en la titularidad de la deuda.

El artículo 85 de la Ley de Sociedades establece un régimen especial entre socios, relativo a quien se podrá exigir el desembolso pendiente. Según este precepto el adquirente responderá junto con los transmitentes que le precedan de dicho abono. El plazo de duración para los transmitentes es de tres años.

Es decir, una vez efectuada la transmisión, al antiguo titular se le podrán exigir desembolsos pendientes en el plazo de tres años.

Cualquier pacto contrario además será nulo, pero el adquirente que pague podrá reclamar la totalidad de lo pagado a los transmitentes posteriores.

¿Es válida la venta por parte de los socios de sus acciones a un tercero sin respetar los derechos de adquisición preferente previstos en los estatutos sociales?

Esta transmisión no será válida y se podría impugnar vía judicial alegando su nulidad. Además si consta este pacto en los estatutos será oponible frente a terceros. Así se desprende por ejemplo de la Sentencia del Tribunal Supremo nº 89/2011 de fecha 24 de febrero de 2011.

De esta resolución cabe destacar que el Tribunal entiende que este derecho es un derecho de suscripción preferente (antes de vender poder comprar) y no un derecho de retracto (cuando se vende tengo derecho a colocarme la posición del comprador). Como no se informó con antelación a la venta de las acciones a los socios, la venta fue declarada nula. Se informó con posterioridad, pero este derecho es un tanteo, y no retracto recalca el Tribunal Supremo.

La referida Sentencia cita a su vez la famosa sentencia del Tribunal Supremo de fecha 25 de octubre de 1999 que señala el principio básico de la libre transmisión de las acciones sociales. Y que reconoce a su vez el acuerdo de intransmisibilidad para mantener el accionariado entre el núcleo de los actuales socios. Las únicas limitaciones por lo tanto, a la intransmisibilidad están establecidas en el artículo 63 de la Ley de Sociedades de Capital.

Si el régimen de derechos de adquisición preferente estuviese previsto únicamente en el contrato de socios, ¿sería válida la venta a un tercero sin respetar dicho régimen? ¿Qué consecuencias tendría dicha venta?

El artículo 29 de la Ley de Sociedades de Capital establece que “los pactos que se mantengan reservados entre los socios no serán oponibles a la sociedad. El pacto tiene eficacia inter partes, es decir entre los socios, pero no frente a terceros. La venta o transmisión será válida. Eso sí, podrá dar lugar a una reclamación de los socios por incumplimiento contractual.

¿Cuál sería el procedimiento a seguir para llevar a cabo la transmisión por parte de los socios cuando existe el derecho de suscripción preferente?

1.- Comunicación a la sociedad por pate del socio de que quiere vender. Se puede establecer qué debe de contener esa comunicación.

2.- Comunicación de la sociedad a los socios anunciado que acciones se quieren vender.

3.- Los socios interesados deberán informar de su interés por adquirir las acciones de la sociedad.

En todo caso habrá que respetar los plazos y condiciones que establecen los estatutos para el derecho de suscripción preferente. Por otro lado señalar que las estipulaciones que se suelen hacer en la transmisión de las Sociedades Limitadas es muy similar a las Sociedades Anónimas.

¿Es necesaria la suscripción de un contrato de compraventa para que la transmisión sea válida? ¿es aconsejable?

No es necesario, pero es aconsejable para acreditar, por ejemplo, que ha habido una transmisión y te inscriban como accionista. En nuestro despacho recomendamos la transmisión vía contractual por escrito.

¿Es necesario documentar la transmisión en escritura pública?, en su caso, ¿podría otorgarse ante un Notario extranjero?

No es necesario escritura pública para efectuar la transmisión de las acciones, por lo que bastaría un documento privado, sin necesidad de acudir a un notario.

Respecto de otorgar el acuerdo ante un “notario” o fedatario público extranjero (no tan común en algunos países como en España esta figura) haría falta apostillarlo.

Si el país no está en la Comunidad de la Haya haría falta una legalización posterior como refiere el artículo 5.3 del Reglamento del Registro Mercantil.

¿Es obligatorio que una sociedad anónima tenga emitidos sus títulos para poder transmitir las acciones de la sociedad?

Cabe la transmisión de las acciones sin que la SA tenga emitidos los títulos como reconoce el artículo 120.1 de la Ley de Sociedades de Capital. En este caso habrá que aplicar las reglas de la cesión de créditos.

Esta cesión no requiere formalidades especiales por ello no sería necesaria su documentación en escritura pública.

Tampoco es preceptiva comunicar a la sociedad la transmisión, pero es recomendable. Los efectos plenamente liberatorios previsto en los art. 347.2 del código de comercio y 1257 del código civil sólo se producirán si se pone en conocimiento del deudor la transferencia efectuada.

La transmisión de acciones de la sociedad que son nominativas   

El artículo 122 de la Ley de Sociedades de Capital exige la exhibición del título de la acción nominativa para proceder a la inscripción en el correspondiente libro registro.

Por ejemplo, el nuevo socio que quiera ejercer los derechos sociales deberá acreditar la cesión.

Por último, los sujetos de la relación traslativa no se beneficiarán de los efectos liberatorios que se predican de los títulos valores, por lo que la sociedad podrá oponer las excepciones que hubiera podido hacer valer frente al transmitente, y el adquirente no

Además el artículo 120.2 LSC establece que Las acciones nominativas también podrán transmitirse mediante endoso, en cuyo caso serán de aplicación, en la medida en que sean compatibles con la naturaleza del título, los artículos 151619 y 20 de la Ley Cambiaria y del Cheque. La transmisión habrá de acreditarse frente a la sociedad mediante la exhibición del título. Los administradores, una vez comprobada la regularidad de la cadena de endosos, inscribirán la transmisión en el libro-registro de acciones nominativas”.

¿Existe algún mecanismo de protección para los socios minoritarios?

Es el llamado derecho “tag along” (derecho de acompañamiento): es aquel mecanismo que tiene como finalidad proteger los intereses de los socios y/o accionistas minoritarios mediante el otorgamiento del derecho a enajenar su participación accionaria en la sociedad, cuando algún socio y/o accionista mayoritario decida enajenar su participación accionaria.

Dicho acto permite al socio y/o accionista minoritario poder unirse a la transacción bajo las mismas condiciones que el accionista mayoritario que vende.

En dichos casos, es obligación del socio y/o accionista mayoritario comunicar a los socios y/o accionistas minoritarios la existencia de un comprador, así como las condiciones de negociación y de compra. Ello con el objetivo de que el socio y/o accionista minoritario tenga la opción de enajenar su participación accionaria con base en las condiciones presentadas al mayoritario y facilitar la operación.

Adicionalmente el “derecho tag along” tiene como finalidad favorecer la liquidez de los socios y/o accionistas minoritarios. Si no existiera esta opción de enajenación de acciones, las minorías quedarían en condiciones desfavorables ante una posibilidad de compra de acciones por parte de un tercero, ya que dichos accionistas permanecerían con su participación accionaria sin la posibilidad de enajenarla bajo las mismas condiciones.

¿Podría el socio mayoritario forzar al resto de socios a vender sus acciones?

El “derecho drag along”, es el mecanismo que tiene como finalidad proteger los intereses de los socios y/o accionistas mayoritarios.

Este mecanismo permite exigir a los socios y/o accionistas minoritarios la enajenación de su participación accionaria en la sociedad, cuando los compradores tengan como propósito la adquisición de la totalidad de las acciones en circulación con el fin de tener el control total de la sociedad.

Dicho mecanismo asegura que la venta de acciones se realice en las condiciones pactadas y de manera adicional otorga al socio y/o accionista minoritario la igualdad de condiciones que las que ostenta el socio y/o accionista mayoritario.

En este caso, es posible que los socios y/o accionistas minoritarios vean desprotegidos sus intereses por lo que posiblemente pudieran solicitar se realice una revalorización de sus acciones antes que se efectúe la enajenación. Esto podría generar un conflicto entre las mayorías y las minorías, por lo que un mecanismo comúnmente utilizado para mitigar el conflicto mencionado es la incorporación a los estatutos de la sociedad de una clausula denominada comúnmente “Derecho preferente en la compra – venta de acciones”.

Si tiene alguna duda o consulta relacionada con materias relacionadas con el derecho societario o mercantil no dude en contactar con nuestro despacho de abogados, especialista en Derecho Mercantil.

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *