Sentencia Swap Caja Rural de Navarra

Reclamar suelo de hipoteca con subrogación Sentencia
14 diciembre, 2018
Sentencia penal de absolución por acoso
20 diciembre, 2018
Show all

La Audiencia de Navarra anula un swap por nueve mil euros

Corrige al juzgado y recuerda que el plazo para solicitarlo comienza a contar desde que finaliza el contrato

El banco devolverá 8.964 euros a una clienta que contrató un swap para proteger las cuotas de su hipoteca. La Audiencia de Navarra ha corregido la primera sentencia y ha anulado el contrato de cobertura por falta de información.

La representada por Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados firmó un préstamo hipotecario para comprar casa en octubre de 2003.

Caja Rural de Navarra le ofreció un interés del Euribor + 0.65%.  Cinco años después firmó un swap para protegerse de las subidas del Euribor. Entre los objetivos del contrato se señalaba “minimizar los posibles riesgos de tipos de interés”.

La vigencia del producto era de cinco años y las liquidaciones negativas alcanzaron 8.964 euros, que perdió la consumidora.

En primera instancia se dio por válido el contrato

En el juicio de primera instancia se dio por bueno el contrato de cobertura.

Entendió el juzgado que la clienta entendió correctamente el funcionamiento del producto.

Corrige la Audiencia y subraya que el plazo de prescripción comienza a computar desde la finalización del contrato

Además, señalaba que la acción estaba prescrita al computar el plazo desde la primera liquidación negativa, en octubre de 2009. Acerca de esta cuestión, acude la Audiencia a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que interpreta el Código Civil.

Éste señala que el plazo comenzará a contar desde la “consumación” del contrato. El swap acabó en octubre del 2013 y la demanda se presentó en noviembre de 2015. Así pues, no pasaron cuatro años. Por ello, la Audiencia rechaza que la acción de anulación hubiese prescrito.

En cuanto al vicio del consentimiento, subraya la sentencia la asimetría informativa de estos contratos.  Esto conlleva una obligación  de información comprensible y adecuada sobre los riesgos del producto.

El banco debe explicar los riesgos concretos de una posible caída de los tipos de interés

No bastaba con informar sobre cómo operaba el producto, señala la sentencia. Es necesario explicar los “concretos riesgos” derivados de una caída drástica de los tipos de interés, como sucedió en 2009. El banco no pudo demostrar haber informado sobre este punto.

El desconocimiento de estos riesgos hace que el cliente se haga una representación mental equivocada del producto. La clienta afirmó que todas las previsiones que le planteó el banco sobre intereses eran de subidas. La entidad no pudo demostrar haber informado sobre una posible tendencia bajista “con la contundencia necesaria”.

La clienta no pudo conocer con claridad y precisión los riesgos que asumía

En definitiva, el banco no acreditó haber informado claramente sobre los riesgos del swap. Tampoco explicó la gravedad de posibles pérdidas en un escenario como el que se dio a partir de 2009: drástica caída de los tipos de interés “y sobre el que ya existían previsiones”.

Esta falta de información impidió a la demandante conocer “con claridad y precisión” los riesgos que asumía.

En consecuencia, la Audiencia declara nulo el contrato de permuta y hace devolver al banco 8.964 euros a la clienta.

Si tiene alguna duda con un swap, acuda a Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados

Si tiene alguna duda o consulta relacionada con un swap no dude consultarnos. Somos abogados especialistas en derecho bancario.

 

Estamos a su disposición en nuestros despachos de MadridSevillaPamplonaValladolidBarcelona y Palma de Mallorca.

 

 

 

FB
FB

Comments are closed.