Swap sentencia condena a Caixabank 13-02-2013

Participaciones Preferentes Auto Bankia
17 Septiembre, 2014
Hipotecas basura: multas a Bank of America y Royal Bank of Scotland
29 Septiembre, 2014
Show all

En Pamplona/lruña, a 13 de febrero de 2013. Juzgado de Primera Instancia N° 4 de Pamplona/lruña y su Partido. Nulidad swap.

Solicitud de Nulidad del swap:

La representación de Doña AZI interpone demanda de juicio ordinario contra la mercantil Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, la Caixa, solicitando se declare nulo el contrato de permuta financiera suscrito por las partes y se condene a la demandada abonar a la actora 10.427,38 €.

Según manifiesta en su escrito de demanda el contrato suscrito entre las partes es nulo por estar viciado el consentimiento del cliente consumidor y por incumplir la norma administrativa.

Dicho producto se le ofreció por la entidad demandada como un producto para evitar pagar más por la subida del Euribor sin explicarle con claridad las desventajas del mismo que no eran otras que la posible bajada de los tipos de interés así como las consecuencias de una cancelación.

Alega igualmente que la demandada debió hacer un estudio previo del cliente ya que de la propia “evaluación de conveniencia” que se le realizó, se desprende que no estaba dispuesta a asumir perdidas por lo que se le debió desaconsejar su contratación.

Considera por tanto que se le debió dar unas explicaciones suficientes que le ofrecieran datos para conocer adecuadamente el producto, los riesgos inherentes al mismo y las perspectivas de futuro.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/ef/Swap.JPG

Oposición de Caixabank a la nulidad del swap:

La representación de le entidad demandada se opone a dicha demanda y alega que el contrato swap suscrito entre las partes es totalmente válido.

Que la demandante firmó el swap para protegerse de las subidas de los tipos de interés que afectaban a su crédito hipotecario a interés variable.

La firma se llevó a cabo conscientemente y tras haber recibido las oportunas explicaciones previas verbales y escritas sobre el swap.

Añade la demandada que el producto swap ofrecido no es un seguro ni un producto de inversión por lo que no tiene carácter especulativo, ni es oscuro en su redacción siendo fácilmente comprensible en sus términos y condiciones.

En relación con la forma en que se llevó a cabo la negociación señala que la actora tenía un crédito hipotecario suscrito con esa entidad y por importe de 156.000 € y en una de las visitas al banco se le ofreció este producto de permuta financiera de tipos de interés explicándole personalmente el personal de la oficina las características del mismo.

Siempre según la demandada se le entregó en mano y de manera previa a la contratación la denominada ficha del producto en la que se contiene información previa suficiente sobre dicho producto y su funcionamiento también en caso de bajada de intereses.

Considera igualmente que el contrato que firmó se asemeja en sus condiciones al endeudamiento financiero cuyo riesgo de interés cubre siendo su formula idéntica a la empleada en el contrato de préstamo hipotecario al que se vincula ,contrato éste cuyas cláusulas y términos nunca han sido tildados de oscuros.

En relación con las circunstancias que concurren en este caso considera que la actora tiene la titulación y capacidad para conocer los términos y además en el test de conveniencia declaró conocer algunos conceptos financieros básicos y manifestó no estar dispuesta a asumir perdidas ni de capital ni de intereses.

Conforme a dicho test la Caixa declaró que el producto swap no era adecuado para ella y pese a ello decidió contratarlo.

Concluye considerando que dicho contrato swap tiene un carácter bilateral generando obligaciones para las dos partes, por lo que no puede admitirse que solo pueda funcionar en un sentido y añade que en ningún momento nadie pudo prever una bajada de intereses en la forma en que se produjo tras la quiebra del banco americano Lehman Brothers.

Solicita por todo ello la desestimación íntegra de la demanda.

 Validez del contrato swap:

Datos relevantes sobre el swap:

1.- El día 16 de enero de 2008 la hoy actora firmó con la demandada una escritura de crédito hipotecario con un importe de 156.000 € y con un interés variable.

2.- El 2 de octubre de 2008 se firmó un contrato de permuta financiera –swap- de intereses exclusivamente para consumidores, recibiendo la actora desde octubre de 2009 todas las liquidaciones negativas y produciéndose por tanto un saldo deudor que es el que ahora reclama, por importe de 10.427,38 €.

Swap suscrito con vicios en el consentimiento

Atendiendo a la fecha en que se firmó el contrato enero de 2008 , hemos de tener en cuenta que ya la LMV establece en el art 2 que su ámbito de aplicación incluye las permutas financieras y el art 79, sobre normas a las que atenerse las entidades bancarias.

Obligación de información de la entidad al vender el swap

En la redacción de la fecha del contrato, establecía un deber de diligencia y transparencia, una obligación de información adecuada, con absoluta prioridad al interés del cliente, como si fuera propio, asegurándose de que disponían de toda la información necesaria sobre sus clientes, debiendo mantenerles siempre adecuadamente informados.

Por otra parte el RD 629/1993 DE 3 DE MAYO sobre normas de actuación en los mercados de valores y registros obligatorios (vigente hasta el 17-2-2008, fecha de entrada en vigor del RD 217/2008 de 15 de febrero sobre el régimen de empresas de servicios de inversión y que por tanto no es de aplicación al presente caso), en anexo general de conducta de los mercados de valores, establecía unos principios de imparcialidad, buena fe, cuidado y diligencia en las operaciones, con obligación de las entidades de solicitar información sobre los clientes para su correcta identificación, situación financiera, experiencia inversora y objetivos de inversión (art 4), así como la obligación de facilitar toda la información de que se dispusiera a los clientes para la adopción de las decisiones de inversión, buscando los productos más adecuados a sus objetivos, con información clara, correcta, precisa, suficiente y entregada a tiempo, haciendo hincapié en los riesgos que cada operación podía conllevar, muy especialmente en los productos financieros de alto riesgo, de forma que el cliente conociera con precisión los efectos de la operación a contratar (art 5).

Circunstancias personales de la actora que suscribe el swap

1.-) Que la demandante Sra. AZI tiene la condición de consumidora.

Le confiere la especial protección de su legislación tuitiva y, más concretamente, la referida a la información que debía proporcionársele sobre el producto que contrataba.

Ha quedado probado que la actora actualmente trabaja cuidando unos niños y que en el momento de la firma de la permuta financiera era titular de un préstamo hipotecario a tipo variable declarando en el acto del juicio que estaba muy asustada por la subida de intereses que su hermano L. M. también había contratado otro swap

2°) En relación con la información que recibió la actora ha quedado acreditado que fue el empleado de la entidad demandada Don Rogelio Suances quien se encargó de prestar la información.

Swap: Información insuficiente

Correspondiendo a la demandada acredita que dicha información fue completa, correcta y veraz hemos de decir que consideramos acreditado que esto no fue así.

La única prueba practicada por la entidad bancaria al respecto, consistió en la declaración de su propio empleado, que intervino en la operación, y cuyas manifestaciones, por esa misma condición, han de analizarse con las lógicas cautelas.

Así es cierto que en el acto del juicio manifestó que tuvieron varias reuniones, que fue la propia AZI la que acudió a la oficina y que se le habló de todos los temas pidiéndole que tome la decisión con todas sus consecuencias.

Sin embargo todo ello ha sido negado por la demandante por lo que la única prueba con la que contamos es el denominado test de conveniencia.

Swap y el test de conveniencia:

Se recogen datos como que la actora entiende conceptos financieros básicos, que nunca ha trabajado en el sector financiero que no tiene experiencia en otras entidades en la contratación de productos similares y que no está dispuesta a asumir perdidas ni de capital ni de intereses.

Por ese motivo la entidad financiera manifiesta que el producto no es adecuado para ella por lo que si desea contratar el servicio o producto podrá hacerlo pero con dicha advertencia.

Entendemos sin embargo que atendiendo al carácter de consumidor de la actora, a la falta de prueba sobre la información recibida así como sobre sus conocimientos financieros , tarea que como hemos señalado incumbe a la demandada, el hecho de que en el test de conveniencia se haga constar que si contrata el producto lo es sabiendo que el banco le ha advertido de que no es aconsejable , en ningún caso puede eximir de responsabilidad a la demandada.

Ausencia de información del swap: nulidad

La tarea informativa de la demandada debió ir dirigida a plantearle la posibilidad de que estas se produjera en caso de bajada de tipos de intereses.

No se ha acreditado en ningún momento que así se hiciera mediante simulaciones, cuadros explicativos etc.

En definitiva, las omisiones en la información ofrecida por el Banco sobre aspectos principales del contrato swap hubo de producir en el cliente un conocimiento equivocado sobre el verdadero riesgo que asumía, incurriendo así en error sobre la esencial del contrato, de entidad suficiente como para invalidar el consentimiento de acuerdo con lo establecido en los Art 1265 del Código Civil.

Se le ofertó un producto financiero –swap– para proteger los costes ante posibles subidas de interés cuando lo que en realidad suscribía eran unos contratos de elevado riesgo, que podían comportar y comportaron cuantiosas pérdidas, que cubrían de forma muy diferente las fluctuaciones de intereses según se produjeran al alza o a la baja, en claro perjuicio suyo en este último caso, y en los que no se advertía del coste que podía suponer el ejercicio por su parte del derecho de cancelarlo anticipadamente que allí se le reconocía. Procede por tanto a la íntegra estimación de la demanda presentada.

Sentencia que condena al pago de las costas a la entidad.

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *