Sentencia de Swap por daños y perjuicios

Sentencia de Usucapión Ordinaria
24 julio, 2018
Navarra gastos claúsulas
Sentencia de suelo de hipoteca y gastos de constitución
3 septiembre, 2018
Show all
TOLOSA SWAP

Devuelven 30.000 euros al anular un swap en Tolosa

La jueza subraya la ausencia de información e invalida una renuncia de derechos firmada entre el banco y el consumidor

Un juzgado de Tolosa (Guipúzcoa) ha anulado una swap y ha condenado al banco a devolver al cliente 30.523 euros. El importe se corresponde a las pérdidas sufridas y al coste de la cancelación de la permuta financiera. Considera el juez que la falta de información vició la contratación del producto.

El cliente y su esposa, defendidos por Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados, firmaron un préstamo hipotecario en 2.007. Eligieron Banco Cooperativo Español porque era el único que les ofrecía financiación.

Le ofrecieron el swap días después de firmar la hipoteca

Días después el director le llamó porque “había una cosa que le podía prevenir frente al tipo de interés”. El cliente salió del trabajo, y con el uniforme laboral, firmó el producto.  Señala que cuando preguntaba por el producto “le daban largas”. Hasta que llegó una nueva directora y le confesó que iba a tener que pagar miles de euros.

El cliente llegó a plantearse incluso cancelar su boda. Solo en el último momento le dijeron que cancelar la permuta le iba a costar 30.000 euros.

Nunca tuvo conocimiento pleno del producto

Subraya el juez, que acude al Tribunal Supremo, que el demandante nunca tuvo conocimiento pleno del producto. No consta que la entidad le entregase información precontractual escrita. Así se le privó de una reflexión sobre el producto “tan complejo” que iba a contratar. Una falta de información especialmente importante en productos con “especial dificultad de comprensión”.

Destaca la sentencia que el consumidor “carecía de especiales conocimientos financieros” Por ello, no basta con un cumplimiento “aparente” del deber de información. No es suficiente “documentación estereotipada que no garantiza el conocimiento real del producto”.

Incide el dictamen en que, además, es el banco quien ofrece la permuta al cliente, tal y como se reconoció en el juicio. Esto debe llevar “inevitablemente” una labor de explicar e informar sobre las características del producto.

Documento firmado por la angustia ante lo que debía al banco

El banco aportó en su defensa un documento firmado por el cliente meses antes del juicio. Ambas partes acordaban que “no tendrán más derechos ni obligaciones la una frente a la otra” respecto al swap.

Rebate la jueza que “no se trata de una renuncia”. El cliente se limita a firmar un documento elaborado y prerredactado por la entidad”. Éste se deja llevar por la “urgencia” de solucionar la liquidación cuantiosa que debía por el swap. El cliente aceptó por la “intensa angustia” ante la advertencia de que podía incluso peligrar su boda.

Junto a ello, subraya la jueza que el documento remite a la propia información del momento de la contratación de la permuta. Ante la falta de información que se dio entonces, el Código Civil permite que la permuta siga siendo anulable.

Por todo ello, la sentencia estima íntegramente la demanda, anula la permuta y obliga al banco a devolver 30.523 euros.

 

Si firmó en su momento un swap, asesórese en Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo

Si tiene alguna duda o consulta relacionada con un swap no dude consultarnos. Somos abogados especialistas en derecho bancario.

Estamos a su disposición en nuestros despachos de MadridSevillaPamplonaValladolidBarcelona y Palma de Mallorca.

 

 

FB
FB

Comments are closed.