Responsabilidad contractual y lucro cesante

Arrendamiento. Responsabilidad ante un accidente
28 noviembre, 2014
Interdicto: recobrar la posesión
28 noviembre, 2014
Show all

Setencia de la Sección Primera de la AP de Pamplona de 18 de enero de 2010.

Se han acreditado daños y perjuicios por la resolución unilateral del contrato que aprecia injustificada la Juzgadora a quo. En relación con el daño emergente, por el que se reclama la cantidad de 1.315,99 €, coste que representó el despido de la empleada, y que tuvo lugar en virtud de la extinción del contrato laboral al amparo del Art. 52. c del ET ., por la resolución del contrato de arrendamiento, afirma que el pago de dicha cantidad tiene su causa directa y exclusiva en la resolución unilateral del contrato de arrendamiento de industria que determinó el cierre de la actividad, sin que la previsión contractual contenida en la estipulación 9ª exima del pago a la demandada de ese daño, pues dicho pacto no puede extenderse a conductas ilícitas.

Por lo que hace referencia al lucro cesante (Art. 1.106 del C. Civil ), alega que valorar el perjuicio patrimonial causado por la imposibilidad de continuar en la actividad los cincos meses que faltaban hasta el cumplimiento del plazo contractualmente previsto, no podía tomarse en consideración sólo los últimos nueve meses, sino que debía compararse cuando menos la anualidad precedente, que revelaría que la afirmación de existencia de pérdidas que hizo el perito a fecha 30 de septiembre de 2.008, no es correcta si se analizan todos los ingresos y gastos de los años 2.007 y 2.008, ya que se olvida que no se computaron por el perito los ingresos de la última quincena de septiembre, que valora según la media de ingresos devengados en esa año de 2.008 en 19.913,11 €, a los que había que sumarse la cantidad correspondiente a la mercancía pendiente de devolución (que valora en un 20 % de aquella), lo que determinaría unos beneficios en el año 2.008 de 23.771,60 €, que si sumamos a los ingresos que se obtuvieron en los tres meses últimos del año 2.007 para conformar la anualidad, y que fija en 14.684,89 € (resultado de dividir el total de beneficios del año 2.007 que fija en el perito en 58.739,,56 €, en doce meses y a su vez multiplicarlos por tres meses, octubre, noviembre y diciembre de 2.007) nos saldría unos ingresos para los últimos doce meses antes de la resolución de 38.456,32 €, que por cada mes arrojaría un beneficio neto de 3.204,69 €, que sería el índice multiplicador de los meses, cinco, que se le impidió continuar con la actividad y generar beneficios de los que se le privó , es decir un total de 16.023,47 €, en que cuantificó la indemnización por lucro cesante en el recurso de apelación.

FB
FB

Comments are closed.