Reducción de los legados en las herencias

Abogados acciones Banco Popular
26 marzo, 2019
Alquiler mercantil
29 marzo, 2019
Show all

La reducción de los legados en las herencias es un asunto que tiene su importancia en la cual se estables en los siguientes artículos del Código Civil en los artículos 820 a 822.

 

¿Qué es la legítima?

La legítima de una herencia está regulada en el artículo 806 del Código Civil.

Es aquella porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos..

La legítima de una herencia es intocable. Por ello el testador no podrá disponer o transmitir a otra persona que la que corresponda (los herederos forzosos). Por ejemplo no podrá dejar en herencia bienes a su primo, cuando según la parte de la legítima corresponda a sus hijos (por ley). Son los llamados por esto herederos forzosos.

 

Para que la legítima sea respetada la ley prevé reducciones testamentarias (o donaciones en vida del fallecido) para respetar la cuota de la legítima.

 

El artículo 820 del Código Civil establece en relación con la reducción de la legítima en las herencias

En concreto señala que fijada la legítima con arreglo a los dos artículos anteriores, se hará la reducción como sigue:

1.º Se respetarán las donaciones mientras pueda cubrirse la legítima, reduciendo o anulando, si necesario fuere, las mandas hechas en testamento.

2.º La reducción de éstas se hará a prorrata, sin distinción alguna. Si el testador hubiere dispuesto que se pague cierto legado con preferencia a otros, no sufrirá aquél reducción sino después de haberse aplicado éstos por entero al pago de la legítima.

3.º Si la manda consiste en un usufructo o renta vitalicia, cuyo valor se tenga por superior a la parte disponible, los herederos forzosos podrán escoger entre cumplir la disposición testamentaria o entregar al legatario la parte de la herencia de que podía disponer libremente el testador.

 

Además, el Código Civil regula un par de supuestos especiales de reducción de la legítima.

El artículo 821 del Código Civil prevé el supuesto de reducción de una finca que no admita división.

Y por último el artículo 822 del Código Civil prevé la reducción en el caso de un derecho de habitación sobre vivienda habitual.

 

Reducción del artículo 821 del Código Civil

El legado sujeto a reducción en una finca que no admita una cómoda división, quedará dicha finca para el legatario si la reducción no absorbe la mitad de su valor y en caso contrario de lo herederos forzosos.

También, en el precepto segundo del artículo 821 contempla la posibilidad de poder retener la totalidad de la finca por parte del legatario. Eso si, siempre y cuando el importe no supere el importe de la porción disponible que le corresponda por la legitima.

 

El artículo 821.2 del Código Civil

El legatario que tenga derecho a legítima podrá retener toda la finca. Pero con tal que su valor no supere, el importe de la porción disponible y de la cuota que le corresponda por legítima.

Si los herederos o legatarios no quieren usar del derecho que se les concede en este artículo se venderá la finca en pública subasta.

Ello a instancia de cualquiera de los interesados.

 

Tipos de legítima

La legítima puede ser de dos tipos diferentes en función de los tercios por los que esté formada.

 

Por un lado la llamada legítima estricta o corta.

Se encuentra formada sólo por el tercio de legítima y por parte Legítima global o larga.

Está constituida por el tercio de legítima y el tercio de mejora.

 

En este sentido atendiendo a los criterios establecidos en el artículo 817 del Código Civil

Podemos decir que las disposiciones testamentarias que mengüen la legítima de los herederos forzosos se reducirán, en lo que fueren inoficiosas o excesivas. En todo caso a petición de los herederos forzosos.

 

Fijación de la legítima (valoración)

La fijación de la legitima es la suma del relictum y el donatum. Es decir la atribución efectuada. Así lo señala la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 29 de noviembre de 2012.

Por contra, en consideración de Gullón Ballesteros debe darse preferencia al instante de la partición o adjudicación de los bienes. Ello al considerar la legítima en las herencias.

En este sentido los Tribunales entendieron que para la determinación de las liberalidades o donaciones computables habrá que estar al momento que estuvieron el día concreto de la partición.

Para la determinación de dichas cuestiones la doctrina mayoritaria aplica el artículo 818 del Código Civil.

Considera que la valoración de los bienes del causante se deberá realizar fijándose como criterio el del valor que poseía dicho bien en el momento de la partición de la misma.

 

¿Qué es la cautela socini?

Es la  prohibición establecida por el testador de que sus herederos acudan a la intervención judicial o de terceros para dirimir sus diferencias sobre el reparto de la herencia.

La cautela socini es un mecanismo en aquellos los casos en los que concurre a una herencia el cónyuge del testador con los hijos.

 

En parte se considera regulada en el art. 1380 del Código Civil que establece que:

La disposición testamentaria de un bien ganancial producirá todos sus efectos si fuere adjudicado a la herencia del testador.

En caso contrario se entenderá legado el valor que tuviera al tiempo del fallecimiento.

En este sentido lo que se pretende es la aceptación por parte de los herederos como privativo el carácter de un bien que legalmente debería ser calificado como “ganancial». Y en caso de no ser aceptado verse reducido a la a la legítima estricta.

 

Criterios jurisprudenciales fijados por el Tribunal Supremo

En concreto se trata de la Sentencia del 17 de enero de 2014. Considera la validez de la cautela socini.  En este sentido los criterios fijados por la sala establecieron que, es necesario deslindar la legítima como límite a la libertad de testar del testador. Y además como derecho subjetivo del legitimario. Por ello le permite accionar y solicitar la intervención judicial para su defensa.

 

Desde el primer plano, la cautela es admisible dentro de la libertad de testar

Por ello no constituye un fraude de ley. Por ello permite al legitimario optar entre aceptar la disposición del testador o contravenirla.

En el último caso reclamando la intervención judicial en defensa de la intangibilidad de su legítima. De esta forma recibir únicamente su legítima estricta, acreciendo a los demás legitimatorios conformes.

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo en la sentencia de 17 de enero de 2014 (recurso número 731/2011) establece la doctrina sobre la denominada «Cautela socini». También conocida como la prohibición establecida por el testador de que sus herederos acudan a la intervención judicial o de terceros para dirimir sus diferencias sobre el reparto de la herencia.

En concreto dicha sentencia señala:

En efecto, conceptualmente analizada, y pese a su usual redacción bajo una formulación de sanción, la cautela socini, al amparo de la voluntad del testador como eje vertebrador de la ordenación dispuesta (STS de 6 de mayo de 2013, núm. 280/2013) no constituye un fraus legis (fraude de ley) dirigido a imponer una condición ilícita (coacción) o gravamen directo sobre la legítima (813 del Código Civil)…

… pues su alcance en una sucesión abierta y, por tanto, diferida, se proyecta en el plano del legitimario configurada como un derecho de opción o facultad alternativa que, sujeta a su libre decisión, puede ejercitar en uno u otro sentido conforme a sus legítimos intereses …

En cuanto respete la legítima estricta la cautela socini es válida.

 

La sentencia antes referida señala que

No se observa, por tanto, que la potestad dispositiva y distributiva del testador infrinja el límite dispositivo que a estos efectos desempeña la función de la legítima.

Y más adelante

… pues la opción que necesariamente acompaña la configuración testamentaria de esta cautela, determina la salvaguarda de su esencial atribución patrimonial en la herencia, es decir, su derecho a recibir la legítima estricta…

 

La opinión de Don José Carmelo Llopis (notario)

Para llevar a cabo la Validez de la cautela socini 

Lo relevante es tener en cuenta que el incumplimiento de la prohibición no se produce con el mero recurso a la intervención judicial.

Es preciso valorar el fundamento del contenido impugnatorio que determina el recurso a dicha intervención.

No todo fundamento o contenido impugnatorio de la ejecución testamentaria llevada a cabo queda comprendido en la prohibición impuesta en la cautela socini.

Para concluir el análisis de la reducción de los legados

El Tribunal  Supremo en la Sentencia 14 de enero de 2014 establece que aquellas impugnaciones que no traigan causa de este fundamento y se dirijan a denunciar irregularidades, propiamente dichas, del proceso de ejecución testamentaria, tales como la omisión de bienes hereditarios, la adjudicación de bienes, sin la previa liquidación de la sociedad legal de gananciales como, en su caso, la inclusión de bienes ajenos a la herencia diferida, entre otras, escapan de la sanción prevista.

 

Si tiene alguna duda o consulta relacionada con herencias, testamentos, particiones hereditarias, o derechos hereditarios no dude consultarnos. Somos abogados especialistas en herencias, testamentos y derecho sucesorio.

Estamos a su disposición en nuestros despachos de MadridSevillaPamplonaValladolidBarcelona y Palma de Mallorca.

 

FB
FB

Comments are closed.