Reclamar Bonos Convertibles Banco Popular

Sentencia penal de absolución por acoso
20 diciembre, 2018
Impuestos y criptomonedas en España
21 enero, 2019
Show all

Castilla La Mancha: deberán devolver 150.000 euros en bonos del Popular

Una empleada los ofreció como un plazo fijo con alta rentabilidad

El Banco Popular deberá devolver los 150.000 euros que invirtió un cliente en bonos convertibles.

Así lo ha determinado el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Valdepeñas (Ciudad Real).

Una empleada de la entidad ofreció los bonos al defendido por Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados en su propio domicilio.

Se lo presentaron los bonos convertibles como un plazo fijo con una alta rentabilidad.

Subraya la juez que esta recomendación constituye asesoramiento financiero. Recuerda la sentencia que la Ley del Mercado de Valores obliga en estos casos a realizar el test de idoneidad.

Tener acciones no supone tener un perfil de inversor

En este caso, se trataba de un minorista carente de formación financiera.

Ser titular de acciones no le cataloga como inversor, aclara el juez. Al contrario, se trataba de un perfil conservador y ahorrador,  no adecuado para contratar los bonos convertibles.

Alegó el banco que el cliente renunció al test de conveniencia, una renuncia que no da por válida la sentencia.

Se acude al Tribunal Supremo, para recordar la obligación de información. Debe quedar claro que las acciones a recibir no tienen que tener necesariamente el valor de los bonos adquiridos. Se debe informar del riesgo de pérdidas en este punto. No basta para ello la entrega de un tríptico.

Entiende la juez que el banco no ofreció una información clara del producto. La posible pérdida en la conversión a acciones pasó “completamente desapercibida”.

El tríptico y el contrato se entregaron a la vez

El resumen de la emisión “no resulta fácil de entender para una persona profana en la materia”.

Además el banco no acreditó haber dado el tríptico antes de suscribir el producto. Más bien se deduce que todo se hizo a la vez.

No da validez la juez al enunciado del contrato por el que el cliente decía conocer las condiciones del producto. Señala que esta afirmación ha sido desvirtuada en el juicio y que es una manifestación “meramente formal”.

El tríptico resulta “absolutamente incomprensible”

Subraya que el contrato no contiene ninguna explicación y el tríptico resulta “absolutamente incomprensible” para alguien sin conocimientos específicos. Cree imposible que alguien profano comprendiese el riesgo real del producto, más aún alguien sin estudios superiores.

Concluye que la entidad no cumplió con su deber de información ni de ofrecer un producto adecuado al cliente. Por ello, considera que el consentimiento estaba viciado y anula la contratación.

En consecuencia, el banco deberá devolver los 150.000 euros que pagó el consumidor.

Si tiene bonos convertibles del Popular, acuda a alguno de nuestros despachos

Si tiene alguna duda o consulta relacionada con bonos convertibles del Banco Popular no dude consultarnos. Somos abogados especialistas en derecho bancario.

Estamos a su disposición en nuestros despachos de MadridSevillaPamplonaValladolidBarcelona y Palma de Mallorca.

 

 

FB
FB

Comments are closed.