Reclamar Bono estructurado en Madrid

Sentencia de Aportaciones Financieras heredadas
22 octubre, 2018
Reclamar un pagaré
10 noviembre, 2018
Show all

Madrid: anulan Bonos Barclays por 60.000 euros

La sentencia destaca un informe de la CNMV que señala la falta de información sobre los riesgos del producto

Un juzgado de Madrid ha anulado una inversión de bonos estructurados de Barclays por un valor de 60.000 euros.

La sentencia subraya que la insuficiente información previa invalida el contrato por vicio en el consentimiento.

El banco debe devolver al defendido por Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados la inversión menos los intereses recibidos, 44.162 euros.

Le ofrecieron un producto de renta fija con alta rentabilidad

A finales de 2007, un director de oficina ofreció al demandante un producto de renta fija con alta rentabilidad.

El cliente adquirió el 24 de diciembre un bono estructurado denominado “autocancelable Pop. San, BBVA” por 60.510 euros.

La Audiencia de Madrid ya había calificado estos productos como “financieros derivados complejos y de elevado riesgo”.

La sentencia recuerda que no hay garantía de devolución del capital y tienen un vencimiento determinado.

Además, la rentabilidad está ligada a un activo subyacente; en este caso, de una cesta de acciones del Santander, BBVA y Banco Popular.

Se acude al Tribunal Supremo para subrayar el especial deber y diligencia en la información a prestar por parte del banco. Una actuación que no se dio en este caso.

El banco no hizo el preceptivo test de idoneidad al cliente

En primer lugar, el banco incumplió el deber de hacer un test de idoneidad. Se trataba de una obligación, como impone la LMV, ya que la iniciativa partió de la entidad y existió asesoramiento.

El juez señala, además, que ni la profesión ni las inversiones del cliente están relacionadas con la actividad bancaria.

El cliente recibió las condiciones una semana después de haber contratado

En segundo lugar, el banco no aportó documentos que demostraran que se ofreció la información adecuada.

En la orden de apertura no constaba “información alguna sobre el producto”.

La orden de compra no estaba firmada y el cliente recibió las condiciones definitivas una semana después de contratar.

Tampoco se acreditó haber entregado el folleto de emisión del producto.

Ni las menciones predispuestas ni los testimonios suplen la falta de información

El banco alegó que en el contrato el cliente afirmaba conocer las características y riesgos de la operación. La Audiencia señala que esto no significa que se le haya dado la información necesaria. Ya señala el Supremo que estas menciones predispuestas puede estar vacías de contenido real si se contradicen por los hechos.

Los testimonios de los empleados bancarios tampoco fueron suficientes para suplir la falta de pruebas sobre la información proporcionada.

La CNMV abunda en la falta de información y reafirma los argumentos de la sentencia

Por último, la sentencia destaca el informe que hizo la Comisión Nacional del Mercado de Valores en relación a este caso. Este informe corrobora los argumentos de la sentencia.

Afirma que el banco “no informa de las características y riesgos específicos del producto”.

Además, subraya que el banco no acredita haber entregado la información antes de suscribir el contrato. Incide también en que el banco no recabó información sobre los conocimientos y experiencia del cliente.

La ausencia de test, la información insuficiente y la complejidad del producto hacen nula la contratación, conforme al Código Civil.

La nulidad conlleva la devolución de la inversión, restando los rendimientos ya percibidos por el cliente.

Si tiene alguna duda sobre bonos estructurados, acuda a Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados

Si tiene alguna duda o consulta relacionada con un bono estructurado o derecho bancario no dude consultarnos. Somos abogados especialistas en derecho bancario.

Estamos a su disposición en nuestros despachos de MadridSevillaPamplonaValladolidBarcelona y Palma de Mallorca.

 

 

FB
FB

Comments are closed.