Una familia de Madragón recupera la inversión que hizo en obligaciones subordinadas Eroski

Sentencia
Obligaciones Subordinadas Eroski – Sentencia 60/2017
10 Mayo, 2017
Sentencia
Cláusula suelo Caja Rural de Navarra – Sentencia 47/2017
12 Mayo, 2017
Show all
obligaciones subordinadas Eroski

El director de la sucursal les remitió la documentación para firmar sin ofrecerles explicaciones o simulaciones para comprender el producto.

El Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Estella-Lizarra ha declarado nulos los contratos de obligaciones subordinadas Eroski suscritos por el marido, la mujer, el hijo y la hija pertenecientes a una misma familia, representados por Ferrer-Bonsoms&Sanjurjo abogados, y ha ordenado restituir todas las cantidades que invirtieron en ellas.

Los primeros en suscribir las obligaciones Eroski fueron el marido, carpintero de profesión y sin estudios superiores, y la mujer: cada uno de ellos adquirió 1.600 obligaciones en junio de 2007. Casi dos años después, la mujer adquirió otras 240 obligaciones, su hija 240 y su hijo 633.

Sin conocimientos financieros.

La unidad familiar carecía de conocimientos financieros cualificados y, de hecho, no habían suscrito anteriormente productos de riesgo. Todos ellos pensaban que financiaban a la entidad y que, en ningún caso, había riesgo de perder la inversión. Lo conocieron cuando la hija necesitaba dinero y trató de vender los títulos.

La contratación del producto se realizó de forma telefónica. El director de una sucursal de la entidad les remitió por valija toda la documentación que, una vez firmada, le devolvieron. Nadie de la familia fue informada de los riesgos del producto; se destacó su rentabilidad pero no se les explicó que podían perder el capital invertido.

La forma de contratar pone de relieve la nula información facilitada.

Señala la jueza que la propia forma de contratación “pone de relieve la nula e inexistente información facilitada”. Tampoco se cercioró la entidad de que los consumidores ostentasen el perfil adecuado para contratar este producto.

En la vista, el propio director de sucursal reconoció que no dio la información adecuada e incluso que él mismo desconocía las características y riesgos de las aportaciones Eroski. No se les asesoró ni se les advirtió de que era un producto perpetuo.

Añade la sentencia que la terminología empleada en el contrato no es “suficientemente sencilla” y puede inducir a confusión a personas no experimentadas en esta materia. No hubo ni simulaciones, y las explicaciones verbales fueron nulas. Por todo ello, se declaran nulas por error en el consentimiento las suscripciones de obligaciones Eroski y se obliga a devolver toda la inversión.


El propio director de la sucursal que comercializó el producto reconoció que no entendía las características y riesgos de las obligaciones.

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *