Swap Sentencia de condena a Caixabank 9 mayo 2014

Participaciones Preferentes de Bankia Sentencia de condena
29 abril, 2014
Bono Estructurado Sentencia de Barclays
27 mayo, 2014
Show all

Sentencia que condena a CAIXABANK por SWAP suscrito con CINCO PARTICULARES.

Sentencia obtendia por la dirección letrada de Ferrer-Bonsoms, Abogados.

Descárgate aquí la Sentencia.

EL SWAP ES UN CONTRATO ESPECULATIVO Y ALEATORIO
Como se desprende del fundamento anterior, conforme a la STS de 21 de noviembre de 2012, los contratos suscritos por los demandantes han de calificarse como operaciones financieras especulativas, y sujetas a factores aleatorios.

OBLIGACIONES DE INFORMACIÓN DE LA ENTIDAD EN LA VENTA DE UN SWAP
De acuerdo con dicha naturaleza especulativa, la entidad financiera ha de cumplir con los deberes de información exigidos por los artículos 79 y 79 bis de la Ley del Mercado de Valores, 47/07, de 19 diciembre y artículo 60 del Real Decreto 217/2008, de 15 de febrero.

Estos requisitos de información han de examinarse a la vista de las concretas circunstancias de hecho de los demandantes y de los criterios interpretativos fijados por la Audiencia Provincia y con relación a la causa de nulidad alegada que es el vicio en el consentimiento prestado por los actores.

PERFIL CONSERVADOR Y MINORISTA DE LOS CLIENTES QUE SUSCRIBIERON EL SWAP
Comenzando con el examen de las circunstancias concretas de cada uno de los actores y los contratos por ellos firmados, indica la parte actora que D. tiene estudios de formación profesional y trabaja como transportista autónomo, sin que haya contratado inversiones de riesgo, al margen de la aquí discutida.

Defiende que en la información verbal que le fue proporcionada se le explicó que el producto garantizaba el préstamo hipotecario frente a las subidas de interés, que incluía poder beneficiarse de las bajadas del euribor y que era gratuito.

Afirma, además, que se suscribió el 30 de septiembre de 2008 y no tuvo efectos hasta el 1 de noviembre de 2009. Añade que se firmó el Test de conveniencia, pero fue rellenado por La Caixa, limitándose el demandante a estampar su firma.

SOBRE EL TEST DE CONVENIENCIA E IDONEIDAD Y LOS SWAP
Debe traerse a colación el criterio establecido por el Tribunal Supremo, Sala Primera, sobre la incidencia del incumplimiento de deberes de información previsto en la normativa MiFID (Markets in Financial Instruments Directive) en la apreciación del error, Sentencia n° 840/2013, de 20 de enero de 2014:

“Incumplimiento de los test adecuación e idoneidad . Sobre la base de la apreciación legal de la necesidad que el cliente minorista tiene de conocer el producto financiero que contrata y los concretos riesgos que lleva asociados, y del deber legal que se impone a la entidad financiera de suministrar a dicho cliente una información comprensible y adecuada sobre tales extremos, para salvar la asimetría informativa que podía viciar el consentimiento por error, la normativa MiFID impone a la entidad financiera otros deberes que guardan relación con el conflicto de intereses en que incurre en la comercialización de un producto financiero complejo y, en su caso, la prestación de asesoramiento financiero para su contratación.

A pesar de que en este supuesto el cliente. Sr. ha firmado la ficha del producto, no basta lo anterior para atender a la oposición de la entidad financiera.

Conforme a la jurisprudencia citada, no basta entonces con que se le entregara la ficha del producto, explicativa de los riesgos asociados al mismo, sino que el deber del banco se extendía a la evaluación de la situación financiera del cliente y la consecución del objetivo de inversión perseguido.

Esto supone la devolución de lo que hubiese resultado de las liquidaciones mensuales del contrato anulado, que para el Sr. supone la devolución de 5.071,36 euros, más lo que haya seguido abonando hasta el dictado de esta sentencia.
EL SEGUNDO DE LOS DEMANDANTES QUE SUSCRIBIÓ EL SWAP, D., tiene el título de técnico especialista en construcción industrial de madera y trabaja por cuenta ajena como carpintero.

La Caixa ofreció información clara y suficiente antes durante y después de la celebración del contrato.

Por el contrario, la demandada indica que el Sr. firmó el test de conveniencia, del que se desprende que tiene experiencia en deuda preferente o subordinada, fondos monetarios y renta fija a corto, fondos garantizados, renta fija a medio largo, divisa y mixtos, fondos de renta variable y fondos globales y activos de renta variables, así como que admitía pérdidas de hasta un 10%.

Por lo que concluye la parte, que tenía experiencia financiera para entender el producto.

Además, en la declaración del testigo, Sr. A González, director de oficina de La Caixa donde se firmó negoció el contrato, éste indicó que el Sr. tenía contratadas posiciones de valores y fondos de inversión.

Como se desprende de lo anterior, por su formación y experiencia laboral como carpintero por cuenta ajena, no parece que el Sr. tenga conocimientos técnicos en el ámbito financiero.

Es cierto que ha firmado el test de evaluación de conveniencia, sin embargo, consideramos que del mismo no puede inferirse que conozca de este concreto producto financiero.

Además, no resulta muy convincente dicho test en cuanto a la acreditación de tal conocimiento, visto que el mismo ha sido en parte completado de manera mecánica y en parte manual.

También cabe indicar que en el mismo se indica que nunca ha trabajado en el ámbito financiero. Y aunque sí que señala que tiene contratados otros productos, no quiere ello decir que tenga un conocimiento exacto de la naturaleza de los mismos.

Todo ello nos lleva a considerar que el demandante no conocía específicamente los riesgos que estaba asumiendo, por lo que debió la entidad financiera informarle de los mismos.
NO CONSTA QUE SE FACILITARA INFORMACÍON DEL SWAP
Sin embargo, no se ha acreditado que le fuera facilitada esa información, carga probatoria que pesa sobre la parte demandada. Ni de la compleja redacción del contrato de IRS, que se ha aportado como documento n° 17 de la parte actora, ni de lo manifestado por el testigo Sr. Aguirre en la vista, podemos inferir que se le hubiese dado al cliente información concreta y clara de los riesgos inherentes al producto que estaba contratando.

Por tanto, hemos de apreciar, fruto de ese desconocimiento un error excusable en el consentimiento prestado por el consumidor que vicia de nulidad el contrato.

Supone la devolución de 10.926,43 euros, más lo que haya seguido abonando hasta el dictado de esta sentencia.
LOS OTROS TRES DEMANDANTES QUE SUSCRIBIERON EL SWAP
Indica la parte actora que La Caixa no ofreció información clara y suficiente antes, durante y después de la celebración del contrato.

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *