Ni litispendencia ni prejudicialidad – cláusula suelo

Nulidad participaciones preferentes Bankia
29 Junio, 2015
Sentencia que reconoce la retroactividad total de la cláusula suelo
2 Julio, 2015
Show all

El Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Sevilla desestima la excepción de litispendencia y prejuidicialidad civil planteada por la Caixa con relación al juicio ordinario nº 471/10 del Juzgado de lo Mercantil nº 11 de Madrid, argumentando que en el mismo se dirime una acción colectiva de cesación, entre otras entidades, frente a la propia demandada.

El Juzgado a quo desestima tales excepciones dado que no concurren sus fundamentos en el caso que nos ocupa.

“Debe subrayarse para ello en primer lugar la distinta naturaleza de las acciones que se ventilan en cada procedimiento: mientras en el seguido ante el Juzgado de lo Mercantil nº 11 de Madrid se resuelve una acción colectiva de cesación, caracterizada por la realización de un control abstracto de la validez de la cláusula en atención al interés del consumidor medio y en atención a las características estandarizadas de la contratación en masa, por el contrario en el procedimiento que nos ocupa se ha de resolver una acción individual en función de las circunstancias concretas del caso particular y de la posición individual de la consumidora demandante. La acción colectiva y la individual tienen distinto régimen jurídico en la Ley de Condiciones Generales de la Contratación, tanto en cuanto a la duración de la acción (siendo imprescriptible la colectiva, según el art. 19 de la LCCG), en cuanto a la legitimación activa para ejercitarla (más limitada en la colectiva ex art. 16 LCCG) y en cuanto a los efectos (ex nunc en la colectiva de cesación, conforme al art. 12.2 LCCG, y ex tunc en la individual de nulidad, con el art. 8 LCCG). Por tanto se trata de dos acciones diferentes entre las que no nace interferencia ni prejuicio alguno, ni riesgo de resoluciones contradictorias.

Lo anterior se evidencia con el tenor literal del art. 11 LEC, que expresamente salvaguarda el ejercicio de la acción individual de nulidad frente a la colectiva, al señalar que ” sin perjuicio de la legitimación individual de los perjudicados, las asociaciones de consumidores y usuarios legalmente constituidas estarán legitimadas para defender en juicio los derechos e intereses de sus asociados y los de la asociación, así como los intereses generales de los consumidores y usuarios”. Por tanto si la norma deja expresamente sin perjuicio la legitimación individual de un consumidor aun cuando se ejerciten acciones colectivas por asociaciones, debe favorecerse la viabilidad de tal acción individual del que no participa en la colectiva pero se dirige contra el mismo demandado, sin que consecuentemente quepa apreciar litispendencia ni prejudicialidad en tales casos.

Bien es cierto que la sentencia que recaiga en un procedimiento en que se ejercita una acción colectiva puede llegar a afectar a consumidores no incluidos en la misma, conforme al art. 221 LEC . Pero para ello es preciso que así lo determine expresamente aquella sentencia que resuelve la acción colectiva. Pues bien, en tanto en cuanto esa posibilidad sólo surge en la sentencia, es claro que no procede el archivo del presente procedimiento ni la suspensión del mismo.

A ello hay que unir en este caso la falta de identidad objetiva entre ambos procedimientos, planteándose en el presente también la nulidad de la cláusula de intereses moratorios, que no se plantean en el procedimiento seguido ante el Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid.

Este criterio es el seguido mayoritariamente, sin perjuicio de resoluciones divergentes, tal como se desprende de las aportadas por las partes.

Procede por todo ello desestimar las excepciones de litispendencia y prejudicialidad civil.”

FB
FB

Comments are closed.