Los swaps cancelados pueden ser reclamados según el Tribunal Supremo

Sentencia
Cláusula suelo Caja Sur – Sentencia 170/2015
22 marzo, 2017
Valores de inversión complejos Banco Santander
Banco Santander condenado por sus valores de inversión complejos
24 marzo, 2017
Show all

El Tribunal Supremo acaba de dictar sentencia a favor de todos aquellos que en su día suscribieron un swap y luego decidieron cancelarlo

Por Ignacio Ferrer-Bonsoms Millet para www.espacioasesoria.com

En contra de lo que había señalado anteriormente la Audiencia Provincial de Navarra, el Tribunal Supremo considera que los swap podrán ser reclamados sin que ello suponga, además, una confirmación con renuncia de acciones.

Esta decisión del TS abre camino a muchos clientes de swaps que, tras suscribirlos, los anularon. La sentencia, de fecha del 13 de marzo de 2017, habla de un cliente que en 2008 suscribió un swap en referencia a su préstamo hipotecario. La entidad no le efectuó un test de idoneidad.

Con las primeras liquidaciones negativas, y menos de un año después, ambas partes, clientes y entidad bancaria, cancelaron el swap. Una cláusula indicaba que, desde la fecha de celebración y una vez satisfecho el importe extinción, las partes no se deberán suma alguna por causa de la operación y, en todo caso, renuncian a cualquier otro pago o entrega que al que pudieran tener derecho en virtud de la operación. 

Por eso mismo, tanto el juzgado de primera instancia como la Audiencia Provincial desestimaron la causa, entendiendo que el swap había sido confirmado por la cancelación. Sin embargo, ahora, el Tribunal Supremo señala que la cancelación debe ser interpretada en todo el contexto del swap con sus liquidaciones negativas, y que tenía como objetivo “cortar la hemorragia que supondría futuras liquidaciones”. Esto no no supone, por tanto, que el futuro el cliente pueda reclamar la nulidad del contrato.

Vía abierta a clientes de swaps cancelados

Desde Ferrer-Bonsoms, Abogados creemos que esta resolución abre la vía a clientes (empresas o particulares) que cancelaron el swap con objeto de evitar más pérdidas. El Tribunal Supremo considera que la renuncia de acciones debe ser expresa. Por lo tanto, aquellos clientes que cancelaron, y aún no han demandado, tienen la opción de reclamar por el swap contratado. Además, el plazo para reclamar es más amplio que el tradicional de cuatro años, dado que el Tribunal Supremo también admite la acción de daños y perjuicios cuyo plazo es mayor.

 

Esta columna fue publicada primero en la sección de noticias sobre mercantil de Espacio Asesoría Lefevre // 17 de marzo de 2017

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *