Herencias: Capacidad para suceder

RAYO VALLECANO
Sentencia impugnación acuerdo social en Madrid
23 mayo, 2018
domicilio en las empresas y sociedades mercantiles
El domicilio en las empresas y sociedades mercantiles
29 mayo, 2018
Show all
HERENCIAS

En este artículo tratamos de Herencias: Capacidad para suceder.

¿Cuáles son los requisitos para suceder?

Para que una persona pueda heredar, bien sea por testamento o abintestato (por ley), se requiere:

–          Que sea persona, física o jurídica, esto es, sujeto de derecho.

–          Sobreviva al causante.

–          Tenga capacidad para suceder.

Estos son los tres elementos que uno debe tener para poder suceder a otro.

A continuación, pasamos a explicarlos.

¿Qué significa ser persona?

Parece una respuesta sencilla, pero en derecho, se establece que, serán incapaces de suceder.

Regulado en el artículo 745 del Código Civil:

–          Las criaturas abortivas. Entendiéndose por tales las que no reúnan las condiciones expresadas en el artículo 30 del Código Civil. En este caso, la personalidad se adquiere en el momento del nacimiento con vida. Una vez producido el entero desprendimiento del seno materno.

–          Las asociaciones o corporaciones no permitidas por la Ley. Es decir, aquellas, organizaciones no autorizadas por el ordenamiento jurídico. Y las que por tanto no se les concede personalidad jurídica porque están prohibidas.

 

¿Qué debe entenderse por sobrevivir al causante?

Aquí lo que la normativa viene a exigir es que:

–          La persona que herede, exista en el momento de la muerte del causante. Y le sobreviva algún tiempo, por corto que sea.

Pues en caso de muerte simultanea el propio Código Civil, nos indica que se produce transmisión de derechos. Es el artículo 33 CC.

–          Que la persona que herede, lo haga ya al momento de morir el causante.

Esto plantea problemática de si pueden suceder personales no existentes en el momento de la muerte del causante. Pero que posteriormente adquieren su personalidad.

Para ello, debemos observar los distintos supuestos:

·         La figura del Nasciturus “el concebido, pero no nacido”.

Según el artículo 29 del Código Civil, el concebido se tiene por nacido a todos los efectos que le sean favorables. Siempre que nazca con las condiciones que expresa el artículo siguiente.

Es un supuesto de llamamiento sujeto a condición suspensiva. Pues se da el llamamiento, pero bajo la condición de que se produzca el nacimiento y vitalidad.

·         La figura del Concepturus:

Pese a que la doctrina tradicional entendía en base al articulo 29 y 30 del Código Civil que no podía heredar quien no estuviese concebido en el momento de la muerte del causante.

Existían 3 excepciones:

-La Sustitución fideicomisaria.

-El Legado.

-La institución sujeta a condición suspensiva.

Ahora la doctrina moderna, defiende que el testador pueda llamar directamente a sucederle a personas que ni siquiera estén concebidas al tiempo de su muerte. Se considera que la institución está sometida a la condición suspensiva de que lleguen a existir. Y queda mientras tanto la herencia sujeta a administración.

 

¿En que consiste la capacidad para suceder o heredar?

En no estar incapacitado por Ley.

Pero vamos a ver que se entiende por incapacidad a la hora de suceder.

Ya que son más, normas prohibitivas y como tales, han de ser objeto de interpretación restrictiva.

A estas se refieren los artículos 752, 753, 754, 257 y 900 del Código Civil.

o   No producirán efecto las disposiciones testamentarias que haga el testador

Durante su última enfermedad a favor del sacerdote que se haya confesado. De los parientes del mismo dentro del cuarto grado, o de su iglesia…

o   Tampoco surtirá efecto la disposición testamentaria a favor de quien sea tutor o curador del testador

Salvo que se haya hecho después de aprobar definitivamente las cuentas. O en caso de que no tuviese que exhibirse estas, después de la extinción de la tutela y curatela.

Sin embargo, serán válidas las disposiciones hechas a favor del tutor o curador

Que sea ascendiente, descendiente, hermano, hermana del cónyuge del testador.

o   El testador no podrá disponer de todo o parte de su herencia a favor del notario

Que autorice su testamento, o del cónyuge, parientes o afines del mismo, dentro del cuarto grado, con la excepción del artículo 682.

Esta prohibición será aplicable a los testigos del testamento abierto otorgado con o sin notario.

o   El tutor designado en testamento que se excuse de la tutela al tiempo de la delación

Perderá lo que, en consideración al nombramiento, le hubiere dejado el testador.

o   El albacea que no acepte el cargo, o lo renuncie sin justa causa

Perderá lo que le hubiere dejado el testador, salvo siempre el derecho que tuviere a la legitima

En caso de que se infrinja alguno de estos preceptos, el efecto que producirá será el de la nulidad de la cláusula o disposición en concreto, no la nulidad de la totalidad del testamento.

Si bien es cierto, que el Código Civil contempla la llamada indignidad como una verdadera forma de incapacidad, pues el indigno no es capaz de suceder.

Las causas de indignidad vienen reguladas en el artículo 756 del Código Civil:

“1.º El que fuera condenado por sentencia firme por haber atentado contra la vida, o a pena grave por haber causado lesiones o por haber ejercido habitualmente violencia física o psíquica en el ámbito familiar al causante, su cónyuge, persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad o alguno de sus descendientes o ascendientes.

2.º El que fuera condenado por sentencia firme por delitos contra la libertad, la integridad moral y la libertad e indemnidad sexual, si el ofendido es el causante, su cónyuge, la persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad o alguno de sus descendientes o ascendientes.

Asimismo el condenado por sentencia firme a pena grave por haber cometido un delito contra los derechos y deberes familiares respecto de la herencia de la persona agraviada.

También el privado por resolución firme de la patria potestad, o removido del ejercicio de la tutela o acogimiento familiar de un menor o persona con la capacidad modificada judicialmente por causa que le sea imputable, respecto de la herencia del mismo.

3.º El que hubiese acusado al causante de delito para el que la ley señala pena grave, si es condenado por denuncia falsa.

4.º El heredero mayor de edad que, sabedor de la muerte violenta del testador, no la hubiese denunciado dentro de un mes a la justicia, cuando ésta no hubiera procedido ya de oficio.

Cesará esta prohibición en los casos en que, según la ley, no hay la obligación de acusar.

5.º El que, con amenaza, fraude o violencia, obligare al testador a hacer testamento o a cambiarlo.

6.º El que por iguales medios impidiere a otro hacer testamento, o revocar el que tuviese hecho, o suplantare, ocultare o alterare otro posterior.

7.º Tratándose de la sucesión de una persona con discapacidad, las personas con derecho a la herencia que no le hubieren prestado las atenciones debidas, entendiendo por tales las reguladas en los artículos 142 y 146 del Código Civil”.

 

El precepto parece tener en este sentido una doble finalidad:

1.       Establecer como causa de indignidad el no prestar alimentos a cuando se esta obligado a ello si el causante es persona con discapacidad

2.       Y establecer una especie de obligación natural a quien tiene derecho a la herencia (prestar alimentos) y cuyo incumplimiento tiene consecuencia la indignidad.

 

Si tiene alguna duda o consulta relacionada con herencias, testamentos, particiones hereditarias, o derechos hereditarios no dude consultarnos. Somos abogados especialistas en herencias, testamentos y derecho sucesorio.

Estamos a su disposición en nuestros despachos de MadridSevillaPamplonaValladolidBarcelona y Palma de Mallorca.

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *