El expresidente del Pastor se escuda en el Banco de España

Banco Santander emite 1.500 millones en deuda sénior a 3 años al 1,375%
12 marzo, 2014
Manipulación en los tipos de cambio
14 marzo, 2014
Show all

El expresidente del Banco Pastor (entidad integrada en el Banco Popular), José María Arias Mosquera, declaró ayer ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de A Coruña por la querella presentada por un accionista por los supuestos delitos derivados de administración fraudulenta, falsedad en documento mercantil y estafa.

Arias Mosquera se escudó ayer en el Banco de España y aseguró que que la entidad actuó de acuerdo a las normativas y recomendaciones del regulador, según explicó ayer el letrado Carlos Deutu, del bufete que representa al denunciante, quien confirmó que, por esta misma querella, y también como imputado, declarará el 28 de marzo el exconsejero delegado del Banco Pastor, Jorge Gost. Arias Mosquera no quiso hacer declaraciones ante los numerosos medios de comunicación congregados en los juzgados de A Coruña, ni a su llegada ni a su salida. Únicamente, al término de su declaración, instó a «dejar que los tribunales hagan su trabajo», tras su imputación.

La demanda sostiene que las cuentas «eran falseadas mediante una trama financiera articulada con sociedades del propio banco Pastor, de forma que la entidad habría ocultado en sus balances las pérdidas de empresas inmobiliarias que eran de su propiedad.

COBERTURA LEGAL / Sobre la declaración de Arias Mosquera, Carlos Deutu destacó que estuvo en la línea de lo que esperaban. En todo momento, se basó en que el Banco de España «le daba cobertura». «Que tenían recomendaciones que se fueron transformando con el paso del tiempo en los decretos De Guindos», apuntó en alusión a las normativas aprobadas por el Gobierno para el sistema financiero español. Respecto a un informe del Banco de España que argumenta que no ha habido irregularidades, recordó que no se ha detectado «nada irregular en ningún banco salvo en la CAM». «No irán en contra de sus propios actos», apostilló. Antes del inicio del interrogatorio, el economista Iñaki Frade, miembro del bufete que interpuso la demanda y que asesora al querellante, manifestó que su cliente busca que «se aclare» si las operaciones que se hicieron con el dinero de acciones o participaciones preferentes «son lícitas o no». Además, apuntó que presentaron la querella después de que la entidad «no contestase» al burofax que le remitieron. En cuanto al informe del Banco de España, que no aprecia la existencia de irregularidades, admitió que dice que «las operaciones piramidales forman parte del objeto social del banco». Insistió en que su cliente rechaza que el dinero «que se capta de inversiones» pueda ser utilizado «para créditos participativos en sociedades inmobiliarias».

fuente: elperiodico.com

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *