Sentencia de desistimiento compra de vivienda
10 mayo, 2019
El contrato de licencia
15 mayo, 2019
Show all

¿Qué es el contrato de agencia?

El contrato de agencia es un contrato mercantil por el cual una persona natural o jurídica (agente), se obliga frente a otra (principal) de manera continuada o estable, a cambio de una remuneración, a promover actos u operaciones de comercio por cuenta ajena, o a promoverlos y concluirlos por cuenta y en nombre ajenos, como intermediario independiente, sin asumir, salvo pacto en contrario, el riesgo y ventura de tales operaciones.

Esta definición se deduce de los artículos 1 y 19 de la Ley del Contrato de Agencia.

 

Regulación del contrato de agencia

El contrato de agencia cuenta con una regulación propia en la Ley 12/1992, de 27 de mayo sobre Contrato de Agencia.

Sus normas son imperativas, salvo que se indique lo contrario. Así lo señala el artículo 3 de la Ley del Ccontrato de Agencia.

 

Las principales notas que caracterizan a este contrato mercantil de agencia

 Estabilidad del contrato de agencia

Esta característica es la que diferencia principalmente este contrato de los otros contratos de intermediación mercantil como la comisión o el corretaje.  En esos casos el encargo es concreto y puntual. Por el contrario en el contrato de agencia el intermediario se dedica a la labor encargada por el principal de un modo duradero, estable y continuado.

 

Independencia del agente

El agente comercial es típicamente un empresario independiente. Por ello organiza su trabajo y tiempo conforme a su criterio.  Además que presta sus servicios profesionales al principal a cambio de un precio.

Esta independencia se predica del agente aun cuando, lógicamente, en el cumplimiento del encargo, deba atender a las instrucciones, órdenes y prescripciones del principal en relación con los contratos que deba concluir.

 

No se considerarán agentes

Los representantes y viajantes de comercio dependientes. Ni tampoco en general, las personas que se encuentren vinculadas por una relación laboral, sea común o especial, con el empresario por cuya cuenta actúan.

 

Se presumirá que existe dependencia

Cuando quien se dedique a promover actos u operaciones de comercio por cuenta ajena. O a promoverlos y concluirlos por cuenta y en nombre ajenos. No pueda organizar su actividad profesional ni el tiempo dedicado a la misma conforme a sus propios criterios (artículo 2 de la Ley del Contrato de Agencia).

 

Se trata de un contrato naturalmente retribuido.

 

El objeto del encargo del contrato de agencia

Recae en labores de promoción y conclusión de operaciones de comercio.

 

Este contrato no exige el cumplimiento de formalidad alguna

Si bien cada una de las partes podrá exigir de la otra, en cualquier momento, la formalización por escrito del contrato de agencia. Se harán constar las modificaciones que, en su caso, se hubieran introducido en el mismo (artículo 22 de la Ley del Contrato de Agencia).

 

El contrato de agencia podrá pactarse por tiempo determinado o indefinido

Si no se hubiera fijado una duración determinada, se entenderá que el contrato ha sido pactado por tiempo indefinido (artículo 23).

No obstante, si el contrato continuase siendo ejecutado por ambas partes después de transcurrido el plazo inicialmente previsto, se considerarán transformados en contratos de duración indefinida (artículo 24).

 

Obligaciones del agente

Se encuentra regulado en los artículos 5 y 9 de la ley del Contrato de Agencia.

a) El agente deberá realizar operaciones de comercio

Se prevé en el artículo 5 de la Ley del Contrato de Agencia. Deberá el agente por sí mismo o por medio de sus dependientes, la promoción y, en su caso, la conclusión de los actos u operaciones de comercio que se le hubieren encomendado.

 

La actuación por medio de subagentes

Requerirá autorización expresa del empresario, respondiendo el agente de su gestión cuando él hubiera designado a ese subagente.

El agente está facultado para promover los actos u operaciones objeto del contrato de agencia, pero solo podrá concluirlos en nombre del empresario cuando tenga atribuida esta facultad (artículo 6).

 

b)El agente puede desarrollar su actividad profesional por cuenta de varios empresarios.

Ello salvo pacto en contrario. En todo caso, necesitará el consentimiento del empresario con quien haya celebrado un contrato de agencia para ejercer por su propia cuenta o por cuenta de otro empresario. Ello en relación con una actividad profesional relacionada con bienes o servicios que sean de igual o análoga naturaleza y concurrentes o competitivos con aquellos cuya contratación se hubiera obligado a promover (artículo 7).

Sobre esta regla general de prohibición de competencia del agente con respecto del principal salvo pacto en contrario, debe atenderse asimismo a lo previsto en los artículos 20 y 21.

 

c) Actuar lealmente y de buena fe

Es decir velando por los intereses del principal. Del empresario o empresarios por cuya cuenta actúe.

 

d) Ocuparse con la diligencia

En concreto se exige la diligencia de un ordenado comerciante de la promoción. Y, en su caso, de la conclusión de los actos u operaciones que se le hubieren encomendado.

 

e) Comunicar al empresario toda la información de que disponga

Ello cuando sea necesaria para la buena gestión de los actos u operaciones cuya promoción y, en su caso, conclusión, se le hubiere encomendado.

Además y en particular, la relativa a la solvencia de los terceros con los que existan operaciones pendientes de conclusión o ejecución.

 

f) Desarrollar su actividad con arreglo instrucciones

En concreto las instrucciones razonables recibidas del empresario, siempre que no afecten a su independencia.

 

g) Recibir en nombre del empresario cualquier clase de reclamaciones de terceros

En concreto reclamaciones sobre defectos o vicios de calidad o cantidad de los bienes vendidos y de los servicios prestados como consecuencia de las operaciones promovidas, aunque no las hubiera concluido.

 

f) Llevar una contabilidad independiente

En relación con los actos u operaciones relativos a cada empresario por cuya cuenta actúe.

 

Obligaciones del principal

Se regulan en el artículo 10 de la Ley del Contrato de Agencia.

En concreto podemos señalar:

a) Lealtad y buena fe.

En sus relaciones con el agente, el empresario deberá actuar lealmente y de buena fe.

b) Poner a disposición del agente información y documentación

En concreto y con antelación suficiente y en cantidad apropiada, los muestrarios, catálogos, tarifas y demás documentos necesarios para el ejercicio de su actividad profesional.

 

 c) Procurar al agente todas las informaciones necesarias

Para la ejecución del contrato de agencia y, en particular, advertirle, desde que tenga noticia de ello, cuando prevea que el volumen de los actos u operaciones va a ser sensiblemente inferior al que el agente hubiera podido esperar.

 

d) Aceptación o rechazo de la operación

Dentro del plazo de quince días El empresario deberá comunicar al agente la aceptación o el rechazo de la operación comunicada. Asimismo, deberá comunicar al agente, dentro del plazo más breve posible, habida cuenta de la naturaleza de la operación, la ejecución, ejecución parcial o falta de ejecución de esta.

 

e) Satisfacer al agente la remuneración pactada

A falta de pacto, la que se corresponda a los usos de comercio del lugar en que el agente ejerza su actividad, o, en su defecto, la oportuna teniendo en cuenta las circunstancias que hayan concurrido en el negocio u operación realizada (artículo 11).

 

La remuneración que podrá consistir en una cantidad fija o variable

Esto es, una remuneración variable según el volumen o el valor de los actos u operaciones promovidos, y, en su caso, concluidos por el agente.

Todo ello atendiendo a lo previsto en los artículos 11 a 17

O en una combinación de los dos sistemas (artículo 11).

Salvo pacto en contrario, el agente no tendrá derecho al reembolso de los gastos que le hubiera originado el ejercicio de su actividad profesional (artículo 18).

 

Extinción del contrato de agencia

Causas de extinción del contrato de agencia

Se regula en los artículos 23 a 27 de la Ley de Contrato de Agencia.

Cumplimiento del término o transcurso del plazo de duración que se pactó para el contrato.

-Mutuo acuerdo de extinción del contrato pactado como de duración indefinida.

-Denuncia unilateral por una de las partes del contrato de duración indefinida, cumpliendo con un plazo de preaviso en los términos señalados en el artículo 25.

-Incumplimiento de una de las partes de alguna de sus obligaciones legales o contractuales.

Declaración en concurso de alguna de las partes.

Muerte o declaración de fallecimiento del agente. No se extinguirá por muerte o declaración de fallecimiento del empresario, aunque puedan denunciarlo sus sucesores en la empresa con el preaviso que proceda (cfr. art. 27).

 

Indemnizaciones por la terminación del contrato de agencia

 En el caso de extinción del contrato, el agente podría obtener dos tipos de indemnizaciones.

-la indemnización por daños y perjuicios

-la llamada «indemnización por clientela».

Son dos indemnizaciones independientes, pero compatibles entre sí. Y con otras posibles indemnizaciones.

Podrán reclamarse en el plazo de prescripción de un año desde la extinción del contrato (artículo 31).

Están reguladas en los artículos 28 a 31.

 

Estas indemnizaciones no procederán en los casos previstos en el artículo 30:

-En primer lugar, cuando el empresario hubiese extinguido el contrato por causa de incumplimiento de las obligaciones legal o contractualmente establecidas a cargo del agente.

-Además, cuando el agente hubiese denunciado el contrato. Salvo que la denuncia tuviera como causa circunstancias imputables al empresario. O también salvo que se fundará en la edad, la invalidez o la enfermedad del agente y no pudiera exigírsele razonablemente la continuidad de sus actividades.

-Por último, cuando, con el consentimiento del empresario, el agente hubiese cedido a un tercero los derechos y las obligaciones de que era titular en virtud del contrato de agencia.

 

La indemnización por clientela en el contrato de agencia

Puede proceder en casi todos los supuestos de extinción del contrato. Incluso en el de muerte o declaración de fallecimiento del agente.

Se justifica en el hecho de que el agente ha logrado con su trabajo una clientela a favor del principal. Y ésta aun después de la extinción del contrato de agencia, generará beneficios, bienes, ingresos o ventajas en general a favor del principal.

Su cuantía vendrá determinada por la duración del contrato y volumen de clientes aportado que pueda continuar dando beneficios o ventajas al principal.

No podrá exceder, en ningún caso, del importe medio anual de las remuneraciones percibidas por el agente durante los últimos cinco años o, durante todo el período de duración del contrato, si este fuese inferior (artículo 28).

 

La indemnización por daños y perjuicios

Solo procederá en los casos de extinción del contrato de duración indefinida por denuncia unilateral del principal.

Se trata de indemnizar los daños y perjuicios que, en su caso, la extinción anticipada haya causado al agente. Siempre que la misma no permita la amortización de los gastos que el agente, instruido por el empresario, haya realizado para la ejecución del contrato (artículo 29).

 

Cláusulas frecuentes específicas en el contrato de agencia

Por supuesto el contrato de agencia debe incluir las típicas cláusulas de identificación de partes y de sumisión a fuero judicial o a sistemas alternativos de resolución de conflictos. Pero como cláusulas habituales específicas en el contrato de agencia podemos señalar las siguientes:

-Objeto del contrato: descripción o detallar en anexo (con remisión a él) los actos a desarrollar por el agente y en relación con qué bienes y servicios.

-Concreción de las obligaciones asumidas por cada parte. Es frecuente incluir expresamente la obligación del principal de proporcionar al agente catálogos e información concreta sobre los productos o servicios a promocionar, o incluso prever una formación que se le deba proporcionar a cargo del principal.

-Duración del contrato y posibles prórrogas (con las condiciones para ello).

-Remuneración al agente: cuantía (fija y/o variable) y forma y tiempo de pago.

-Cláusula de exclusividad en relación con la imposibilidad de actuar como agente por cuenta de otros empresarios.

-Deber de confidencialidad.

-Cláusula en relación con la posibilidad de subcontratación por parte del agente.

-Posibles causas de resolución o extinción del contrato e indemnizaciones al respecto. Suele ser frecuente una cláusula concretando la eventual indemnización por clientela y los criterios o condiciones a tener en cuenta para ello.

-Indemnizaciones o cláusulas penales en relación al incumplimiento del contrato.

 

Somos abogados especialistas en Derecho Mercantil, en contratación mercantil, negociación mercantil, concursos de acreedores, contrato de agencia y otros temas mercantiles.

Estamos a su disposición en nuestros despachos de MadridSevillaPamplonaValladolidBarcelona y Palma de Mallorca.

 

 

FB
FB

Comments are closed.