Dos oportunidades para reclamar los convertibles del Popular

Empresa familiar
El Consejo de Administración en Sociedades Familiares
23 noviembre, 2017
transmisión de acciones
Algunos supuestos concretos de transmisión de acciones en las sociedades mercantiles
25 noviembre, 2017
Show all
banco popular bonos

En función de la fecha del canje de los bonos convertibles por acciones, se puede reclamar la nulidad del contrato o los daños y perjuicios por incumplimiento

Numerosos pequeños inversores destinaron sus ahorros a los bonos obligatoriamente convertibles del Banco Popular, en la certeza de que era una producto muy rentable, tal y como les prometieron en el banco.

Ofrecían un producto seguro con intereses de hasta el 7 %

Ofrecía un alto interés, hasta el 7 %, hasta que años después se convertía en acciones de la entidad. Sin embargo, a los clientes no se les explicó que en esta conversión se podían sufrir importantes pérdidas, que en algún caso han llegado al 80 %. Se trataba, por tanto de un producto de renta variable y no fija, como podía parecer, y de alto riesgo, como se ha podido ver con el tiempo.

El Supremo ya reconoció que la información no era adecuada

El Supremo ya ha indicado que no hubo información previa adecuada y la que se ofrecía “no explicaba cuál era su naturaleza ni los riesgos que se asumían en función de la fecha de conversión”. Para comprender el producto había que ser un “experto”, señala el alto tribunal.

Además, la Comisión Nacional del Mercado de Valores multó con un millón de euros a la entidad por la comercialización de estos bonos sin valorar los conocimientos y experiencia de sus clientes y sin advertirles de que la inversión no era adecuada para ellos.

Dos vías de defensa para que el banco devuelva la inversión perdida

Desde Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo ya estamos representando a numerosos inversores en este caso. Estamos llevando la defensa por dos vías:

  1. Si los  bonos se canjearon por acciones hace menos de cuatro años, reclamamos la anulación del contrato por vicio en el consentimiento.
  2. Si ya ha pasado el plazo, y el juez entiende que la acción ha caducado, queda la posibilidad de reclamar daños y perjuicios por incumplimiento contractual, acción que tiene quince años para ejecutarse.

Hay que tener en cuenta que el plazo de caducidad no comenzaría a contarse en la inmensa mayoría de los casos hasta la conversión en acciones, muchas de ellas en noviembre de 2015, cuando los consumidores entendieron el riesgo real del producto.

Si usted invirtió en este producto, acuda a asesorarse cuanto antes

Como puede verse, hay altas posibilidades de recuperar la inversión que muchas personas hicieron en estos productos financieros.

Si usted invirtió en bonos obligatoriamente convertibles del Banco Popular porque pensaba que era una inversión segura, acuda a nosotros. En Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo sabemos cómo defender su intereses. Tráiganos la documentación de que disponga y nosotros le explicaremos los pasos que daremos para defender su caso.

No se informó a los clientes que el canje por acciones suponía un riesgo serio de pérdidas, que llegó en algún caso hasta el 80 %

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *