División judicial de patrimonio hereditario

Nulidad de la partición en la herencia
26 octubre, 2015
Estructurado Tridente – condena al Banco Santander
3 noviembre, 2015
Show all

¿Qué fases tiene el proceso de división judicial en una herencia?

El proceso de división de patrimonio hereditario puede constar de tres fases o etapas:

-Formación del inventario de la herencia: que tiene como objeto señalar cuales son los bienes y deudas de la herencia (el patrimonio) y que lo constituyen tanto el activo (bienes) como el pasivo (las deudas).

-La administración de la herencia que tiene como objeto evitar que los bienes se pierndan, y por lo tanto que estén gestionados y protegidos.

-Avalúo y liquidación: tiene el propósito de que los bienes tengan asignado un valor, para posteriormente adjudiar a los herederos.

-Partición y adjudicación: en el objeto es que los bienes puedan dividirse y adjudicarse a los herederos. Para ello se hace el inventario, la valoración y posteriormente un posible reparto. Por lo general suele intervenir un contador partidor. Será la persona encargada de hacer el avalúo, y la adjudicación.

¿En que consiste la formación de inventario de la herencia?

Respecto de la formación del inventario, dispone el artículo 783.1 de la LEc que los interesados en la herencia y dentro del proceso de división podrán instar la formación de inventario. La formación de inventario tiene como objeto que se conozcan los bienes y deudas que formarán parte del reparto hereditario.

El art. 794 de la LECiv regula la formación del inventario. En caso de que no haya acuerdo de las partes afectadas en el proceso, éstas se resolveran por un juicio. El juicio será el verbal. El juicio verbal es el más sencillo de los procesos civiles y consiste en un único acto o vista (a diferencia del juicio ordinario que consiste en dos actos, audiencia previa y vista, y tarda más tiempo).

La controversia sobre el inventario tendrá una fase ante el Secretario consistente en determinar los bienes a incluir o excluir. Esta primera fase incluye la aportación documental y señalar objeto del juicio verbal posterior. No podrán las partes aportar en la vista posterior (en el juicio verbal) documento alguno o pretender incluir o excluir otros bienes.

De todas formas este proceso carece de efecto de cosa juzgada; y se entiende sin perjuicio de las acciones dispuestas en el art. 1079 del Código Civil sobre omisión de bienes de la herencia en las actuaciones particionales.

Optar por otro criterio supondría permitir la absoluta indefensión de las partes, pues bajo la excusa de iniciar proceso verbal, podrían introducir de modo sopresivo nuevos bienes en el incidente de inclusión o exclusión, sin previo conocimiento de la parte, o verse soprendidos por documentos que pudieron y debieron aportarse antes sobre bienes hasta ese momento desconocidos y que se pretenden incluir en el inventario.

Iniciado el proceso verbal, es momento de analizar si concurren los presupuestos para dictar resolución sobre el fondo del asunto.

FB
FB

Comments are closed.