La Junta General es un órgano necesario mediante el cual se adoptan acuerdos por mayoría de votos presentes o representados.

Le corresponden las competencias más importantes y sus acuerdos obligan a los administradores y a todos los socios, incluidos ausentes y disidentes.

Competencias de la Junta General

  1. La aprobación de las cuentas anuales, la aplicación del resultado y la aprobación de la gestión social.
  2. El nombramiento y separación de los administradores, de los liquidadores y, en su caso, de los auditores de cuentas, así como el ejercicio de la acción social de responsabilidad contra cualquiera de ellos.
  3. La modificación de los estatutos sociales.
  4. El aumento y la reducción del capital social.
  5. La supresión o limitación del derecho de suscripción preferente y de asunción preferente.
  6. La transformación, la fusión, la escisión o la cesión global de activo y pasivo y el traslado de domicilio al extranjero.
  7. La disolución de la sociedad.
  8. La aprobación del balance final de liquidación.
  9. Cualesquiera otros asuntos que determinen la ley o los estatutos.

Clases de Juntas Generales

Las Juntas generales podrán ser ordinarias y extraordinarias. La distinción entre una y otra no depende de los asuntos a tratar.

La Junta Ordinaria es aquella que se tiene que celebrar cada año dentro de lo seis meses siguientes a cada ejercicio.

Es extraordinaria la que haya sido convocada o se celebre fuera de plazo.

Convocatoria

Corresponde a los administradores y, en su caso, a los liquidadores de la Sociedad. Los administradores tienen esta obligación  en los periodos determinados por las Leyes y los Estatutos.

¿Necesita asesoramiento?

En Ferrer-Bonsoms, Abogados podemos atenderle sin compromiso.

Nombre

E-mail

Oficina a contactar

Mensaje