Derecho de propiedad: cómo recuperarla o disponer de ella

Sentencia acciones Popular
Banco Popular: primera sentencia que anula la compra de acciones
16 abril, 2018
24option
Invertir con 24option
16 abril, 2018
Show all
Derecho de propiedad

Dentro del ámbito del Derecho Civil, nos encontramos con un tema fundamental, el derecho de propiedad, y como se puede reclamar en caso de perder la propiedad o no disponer de ella.

El derecho de propiedad es un derecho reconocido en nuestra Constitución Española.

¿Cómo se protege el derecho de propiedad?

El Código Civil regula en su artículo 348 la recuperación del derecho de propiedad. En concreto, señala el derecho del propietario de reclamar contra el tenedor y poseedor de la cosa para reivindicarla. Es la conocida como acción reivindicatoria y es el mecanismo para reclamar a un tercero que uno es el dueño y que por lo tanto solicitar que le devuelvan lo que le pertenece.

¿Qué es la acción reivindicatoria?

Como abogados especialistas en Derecho Civil, muchas veces nos encontramos en la práctica judicial con el tema de reclamar la propiedad de nuestros clientes a terceros con la llamada acción reivindicatoria.

Podemos definir la acción reivindicatoria como aquella por la cual el propietario reclama la entrega de una cosa que le pertenece y que se halla en posesión de alguien que carece de título para poseerla.

Por ejemplo, una persona de Madrid, recibe por herencia una vivienda sita en Sevilla, y al acudir a ella se da cuenta que está habitada, desde hace 10 años por una amable pareja de jubilados, que dicen ser los dueños de la vivienda (con contrato incluido que lo demuestra). En este caso, habrá que ver qué título es el correcto: el de los jubilados, o el del heredero.

A modo teórico se puede añadir además que la acción reivindicatoria es una acción de “naturaleza real”, “recuperatoria” y de “condena” (Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 1 de marzo de 1954).

¿Qué requisitos son necesarios para interponer una acción reivindicatoria?

Deben concurrir estas circunstancias:

  • Derecho de propiedad o dominio del actor (es decir un título que acredite que es dueño, por ejemplo recibir una herencia de la tía rica fallecida en Barcelona, o recibida por adjudicación pactada tras una separación o divorcio).
  • Falta del derecho a poseer del demandado; teniendo este la posesión. Por ejemplo una persona puede no ser titular de la propiedad pero tener en derecho de uso. Este supuesto se daría con un derecho de usufructo concedido de la vivienda sita en Sevilla, usufructo vitalicio que supone que podrá usar y disfrutar la vivienda de Sevilla hasta que fallezca.
  • Identidad de la cosa, como propiedad del actor. Es decir, el dueño puede acreditar que tal cosa, exactamente, es suya. No otra similar. Esto es importante porque sino cualquier podría decir que le puede pertenecer algo similar. Caso reciente del despacho: reclaman a uno de nuestros clientes una plaza de garaje (en Pamplona), porque supuestamente la que compraron era otra diferente y existió error descriptivo (en este caso se pretender inducir a error en este aspecto de la identidad de la cosa).

¿Quién puede ejercitar una acción reivindicatoria?

Corresponde a propietario tanto de bienes muebles como de bienes inmuebles. Y puede interponer la acción tanto el propietario (único dueño ) como el copropietario (son dos, por ejemplos dueños. De una herencia inesperada con bienes en Valladolid, he recibido un tercio con mis primos que tienen el resto; sería copropietario).

¿Cómo se acredita que uno es el dueño de la cosa o bien?

Es un requisito fundamental de la acción reivindicatoria acreditar la propiedad de la cosa o bien. Para ello habrá que acreditar ostentar un título de dominio. Es decir, que uno es el dueño. Para ello habrá que utilizar los distintos medios de prueba que existen.

Además dicho título debe ser el del derecho de propiedad y no otro (como derecho de usar o poseer). Comentar además que es muy importante la llamada traditio o entrega de la cosa, para consumar la transmisión de la propiedad (por ejemplo, en el caso de las compraventas).

 El derecho de propiedad debe ser actual. No se puede alegar que se tendrá el día de mañana cuando el abuelo (residente de Madrid y buena gente) fallezca, dado que me corresponde como único heredero.

Por último la carga de la prueba recae sobre quien dice ser el propietario. Es decir, se presume, salvo que acredite lo contrario que no es el propietario. En este sentido artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que señala que corresponde al actor y al demandado reconveniente la carga de probar la certeza de los hechos de los que ordinariamente se desprenda…

En este sentido resulta relevante lo dispuesto en el artículo 38 de la Ley Hipotecaria que señala que “A todos los efectos legales se presumirá que los derechos reales inscritos en el Registro existen y pertenecen a su titular en la forma determinada por el asiento respectivo. De igual modo se presumirá que quien tenga inscrito el dominio de los inmuebles o derechos reales tiene la posesión de los mismos.” Además citar el artículo 448 del Código Civil que presume que el poseedor en concepto de dueño posee con justo título.

¿Cuál es el plazo para interponer la acción reivindicatoria?

El plazo según el Código Civil es de 30 años.  Es decir, transcurrido dicho plazo ya no se podrá reivindicar la propiedad.

En el caso de Navarra (con capital Pamplona) el plazo puede ser de 20 años, como señala la Ley 356 del Fuero Nuevo de Navarra.

¿Cuáles son los efectos de la acción reivindicatoria?

El principal efecto es la restitución de la cosa reivindicada con sus accesorios. Los efectos inmediatos de la Sentencia declarativa serían:

  • Expresa condena al demandado para restituir la cosa y sus accesorios.
  • Declaración de nulidad de los títulos que haya exhibido para acreditar el demandado la propiedad.
  • Cancelación de los asientos registrales contrarios.
  • Resarcimiento de los daños y perjuicios generados.

Diferencias de la acción reivindicatoria con la acción de tercería de dominio

En el caso de la tercería de dominio, la acción tiene como objeto el dueño de un bien embargado. La prueba es menor que la acción reivindicatoria dado que bastaría un principio de prueba por escrito del fundamento de la pretensión según establece el artículo 596 de la LEC.

Somos abogados especialistas en derecho civil. Si tiene alguna duda o consulta en relación con un derecho real o ejercitar la acción reivindicatoria para reclamar su propiedad no dude en contactar con nosotros. Estamos a su disposición en nuestros despachos de MadridSevillaPamplonaValladolidBarcelona y Palma de Mallorca.

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *