Falta de información en los contratos de inversión con Banif

Elementos del contrato
Los elementos del contrato
6 Febrero, 2017
Revista Mia
Cláusulas suelo: lo que debes saber.
11 Febrero, 2017
Show all
Contratos de inversion con Banif

En mayo de 2013 Banif fue absorbida por Banco Santander

Ocho antiguos clientes de Banif, entidad de banca privada que absorbió el Banco Santander, deberán ser indemnizados con una cantidad total de 169 188 euros, condena que la Audiencia Provincial de León estimó justa. Ahora, la sala de lo civil del Tribunal Supremo desestima el recurso de casación emitido por el Banco Santander contra dicha Sentencia.

Los hechos tuvieron lugar durante los años 2006 y 2007, años en los que dichos clientes firmaron contratos de inversión con Banif. Sin embargo, la entidad no cumplió con su deber de informar “adecuadamente” de las inversiones bursátiles que los mismos contrataban, inversión en una empresa austriaca la cual cotizaba en la Bolsa de Viena.

El hecho de que no se les informara de manera correcta tuvo como principal consecuencia que los clientes incurrieran en pérdidas, en relación con el dinero invertido.

El Tribunal Supremo ha vuelto a recordar que las entidades, a través de las cuales los clientes realizan su inversión, tienen la obligación de informar de todos los riesgos que el producto conlleve.

Por un lado, recuerda que la entidad bancaria debería haber evaluado que producto de inversión era el que más le convenía a cada uno de los clientes, basándose en un Real Decreto de 1993, acerca de las normas de conductas que las empresas del mercado de valores deben respetar. Asimismo, en ella se destaca que “tales empresas debían actuar con imparcialidad y buena fe, sin anteponer los intereses propios a los de sus clientes”.

Por consiguiente, el Tribunal presidido por el Magistrado Pedro José Vela Torres, considera que la caída en Bolsa de las acciones debería de haber sido comunicada por parte de la entidad a los clientes, para que estos hubiesen podido retirar su inversión a tiempo y no incurrir, por tanto, en tantas pérdidas, actuando de acuerdo a sus intereses.

Banif, por su parte, únicamente afirmó que esta situación había sido “circunstancial” y que el valor de las acciones volvería a ser el que era.

El retraso en la comunicación de toda la información es la que ha llevado a que los clientes tomasen tan tarde sus decisiones, teniendo esto como consecuencia la creación de pérdidas, de acuerdo con lo defendido por el Tribunal Supremo.

Por todo lo expuesto, el Tribunal ha considerado que la entidad deberá indemnizar a los clientes con un total de 169 188 euros, de acuerdo con lo sentenciado por la Audiencia Provincial de León, desestimando el recurso de casación emitido por el Banco Santander.

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *