Clientes de Banco Popular recuperan su inversión en bonos

Disolución de la Sociedad Mercantil
23 enero, 2017
Obligaciones de los socios y accionistas en la empresa
Obligaciones de los socios y accionistas en la empresa
27 enero, 2017
Show all

El pasado 28 de noviembre el Juzgado de Primera Instancia de Zamora condenó a Banco Popular a devolver a dos clientes un total de 179.000 euros, lo que habían invertido en bonos subordinados canjeables. Esto ha sido consecuencia de haberse declarado nulos los contratos que se firmaron con cada uno de los clientes.

El juez ha vuelto a recordar que los bonos convertibles son “productos financieros complejos”, expuesto en diversas ocasiones por el Tribunal Supremo. Consecuencia de esto, a los bancos que firmen contratos teniendo como objeto estos productos, se les exige que informen a sus clientes de toda la información completa del producto, además de todos los riesgos de pérdidas que pueda haber del dinero invertido.

En otras palabras, es condición necesaria, para que el contrato sea válido, que el consumidor tenga un conocimiento exacto del producto de inversión. El juez recuerda que en la Sentencia de 1 de junio de 2015 de la Audiencia Provincial de Zamora se afirmó que “solo garantizaría el conocimiento exacto del producto, bien una anterior experiencia inversora o bien el cumplimiento riguroso de los deberes de información a que tiene derecho todo consumidor”.

En este sentido, el Juzgado de Primera Instancia de Zamora ha considerado que a estos clientes no se les informó de forma completa del producto que pasaban a contratar. Por un lado, no se les informó adecuadamente ni del proceso de conversión de los bonos ni de los términos de los mismos.

Por otro lado, no se les realizó el test de idoneidad exigido en un correcto asesoramiento de los productos. Banco Popular, por su parte, declaró que se les había entregado un documento explicativo de lo que contrataban, el cual ambos firmaron. Frente a esto, el juez declara que los clientes no dispusieron del tiempo suficiente para “instruirse sobre su contenido, o incluso aclarar sus dudas con la ayuda de empleados”, pues firmaron justo en el momento de la entrega del mismo.

Por último, la parte demandada alega la caducidad de la acción de anulabilidad, petición desestimada por el juez. Por tanto, consecuencia de todo lo expuesto, el juez ha declarado la nulidad de ambos contratos por error como vicio del consentimiento, por lo que los dos clientes de Banco Popular recuperan su inversión en bonos subordinados canjeables.

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *