Bonos Convertibles Banco Popular Sentencia Audiencia Provincial de Madrid

El contrato internacional
26 abril, 2019
El comercio minorista
29 abril, 2019
Show all

Devuelven 60.000 euros en bonos convertibles del Popular

La Audiencia de Madrid ha revocado la primera sentencia y ha anulado la orden por falta de información

La Audiencia de Madrid ha anulado una compra de bonos convertibles del Popular por 60.000 euros. La Sección Decimotercera ha revocado así la sentencia de primera instancia, que dio por válida la operación. La defendida por Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados recuperará así la inversión realizada con su difunto marido, de 60.000 euros.

 

En primera instancia se desestimó la demanda de nulidad de Bonos Convertibles

La consumidora puso demanda para pedir la nulidad de la compra de bonos convertibles del Banco Popular. La sentencia en primera instancia desestimó la demanda e impuso las costas sobre la clienta del banco.

La demandante recurrió el fallo por varias razones. En primera lugar, por no considerar caducada la acción de nulidad por vicio de consentimiento. En segundo lugar, por la falta de diligencia, lealtad e información del banco. En tercer lugar, por la negligencia del banco en cumplir sus obligaciones.

 

La acción de anulabilidad no estaba caducada

En cuanto la primera alegación, la Audiencia acude a la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Señala éste que el plazo comienza a contar desde la consumación del contrato y no desde su celebración. Esta consumación se produce, en contratos bancarios, en tres situaciones: la suspensión de liquidaciones de beneficios o intereses; medidas de gestión de instrumentos híbridos acordadas por el FROB; u otro evento que permita la comprensión de las características y riesgos del producto.

 

Banco Popular debió informar sobre el procedimiento para realizar el canje por acciones

En los bonos convertibles se debe informar del procedimiento para calcular el número de acciones que recibirá en el canje. Será éste el comienzo para computar los cuatro años para caducar la acción de anulabilidad.

En el caso, no consta que en ninguna de las dos contrataciones se explicara cómo se iba a producir el canje. Por tanto, estima la Audiencia que la acción no está caducada.

 

También se debió informar sobre los riesgos de la inversión de Bonos Convertibles

En cuanto al error en el consentimiento, la sentencia alude a la Ley 24/1988 del Mercado de Valores. Ésta habla de una información imparcial, clara y no engañosa. También señala la obligación de incluir “advertencias apropiadas sobre los riesgos asociados”.

Tras ello, cita el Real Decreto 217/2008 sobre los servicios de inversión. Indica la necesidad e incluir una descripción de los “riesgos inherentes” al producto.

 

No se demostró la información precontractual de los bonos convertibles

En este caso, no se hizo constar la información verbal dada por el banco antes de la contratación, en 2009. Se desconoce la “extensión, calidad y comprensibilidad” de la información verbal, si es que se dio.

 

El dinero provenía del fondo de pensiones de los clientes

Solo consta que el dinero provenía de un fondo de pensiones que tenía con la entidad. Este capital se traspasó para la compra de valores. En la información fiscal figuraba el producto como renta fija. El cliente estaba jubilado y no tenía experiencia en la contratación de productos bancarios.

 

No se informó sobre la volatilidad de la inversión relativa a los Bonos Convertibles

No se les informó sobre la volatilidad de la inversión al transformarse los bonos en acciones. Esto determinaría el número de acciones a recibir, con la cotización de mercado en ese momento. No se hizo llegar una información clara, con simulaciones que la hiciesen entendible. No hubo una explicación de que el banco no recibiría acciones según la cotización del momento. Por el contrario, lo determinaría lo que se pudiese adquirir a un precio prefijado.

 

El tríptico se entregó con el contrato, por lo que no pudo ser leído con “detenimiento y atención”

En la orden de suscripción se afirma haber entregado el tríptico de la emisión. Sin  embargo, la fecha de la orden revela que no se cumplió con la información previa.

En cuanto al tríptico, se entregó al mismo tiempo que se celebraba el contrato. Así, no pudo ser leído “con el debido detenimiento y atención”. Tampoco hay seguridad alguna de que hubiese comprendido los “aspectos peligrosos para su patrimonio”. No se puede afirmar que hubiera entendido “la posibilidad de descenso en la cotización de las acciones”.

El tríptico incluía un “texto apretado y de lenguaje forzosamente técnico”. Se citaba frecuentemente a otro texto, que no consta que tuviese la clienta.

En cualquier caso, la mera entrega del tríptico no vale para cumplir la obligación de informar por parte del banco.

 

El banco hizo la oferta de Bonos Convertibles a un familiar, como producto era “bueno y conveniente”

Un familiar de la clienta testificó que fue él quien recibió la oferta de Banco Popular.  Fue él quien se lo comunicó a la demandante y a su marido, ya fallecido.

Este testigo expuso que tanto la contratación, en 2009, como su renovación, en 2012, fue a iniciativa del banco. Señaló como único asesoramiento recibió que era un producto “bueno” y “conveniente”.

Los documentos aportados por la entidad, hacen contar el perfil conservador del matrimonio.

 

La declaración en la orden de canje no confirma el contrato anterior

Por otro lado, se niega que la declaración en la orden de canje de 2015 pueda confirmar el contrato anterior. Se acude para ello al Código Civil y a la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Lo relevante es conocer si se suscribió la orden con conocimiento de las notas “esenciales” del producto. Es la entidad quien debe demostrar este punto. Pero ésta no pudo demostrar en la vista haber proporcionado la “información exigida legalmente”.

A partir de aquí se acude a lo establecido por el Tribunal Supremo sobre el vicio del consentimiento.

Se concluye que en el caso se dio un “error sustancial” sobre el objeto mismo del contrato. Afectaba al procedimiento de canje del título por acciones, la garantía para recuperar la inversión.

 

Información incompleta y deficiente que omitía datos relevantes de los Bonos Convertibles

El error deriva de una información “incompleta y deficiente” sobre la consistencia del producto. Esta información “omitía datos relevantes”.

 

El banco debe devolver 60.000 euros

Por tanto, la Audiencia de Madrid estima el recurso. En consecuencia, estima íntegramente la demanda de Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados. Esto supone que Banco Popular debe devolver a la clienta 60.000 euros, restando los rendimientos recibidos. Y hace recaer las costas de la primera instancia a la entidad financiera.

 

Banco Popular comercializó los bonos convertibles en 2009

En 2009, Banco Popular comercializó un producto conocido como bonos convertibles. En 2012, se aprobó una nueva emisión y el vencimiento del producto pasaba de 2013 a 2015.

 

Alta rentabilidad al principio, pero riesgo de pérdida con el canje por acciones

Estos bonos ofrecían una alta rentabilidad en un primer momento. Sin embargo, en el canje por acciones había riesgo de pérdida de la inversión. De hecho, muchos inversores llegaron a perder buena parte de su inversión al cambiar los bonos por acciones, en 2015.

Ya hay numerosas sentencias sobre bonos convertibles favorables al consumidor. Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados ya ha conseguido que varios clientes recuperen todo lo invertido.

Los bonos convertibles son un producto complejo y de alto riesgo. Los inversores no dispusieron de toda la información necesaria en el momento de la comercialización. Las pérdidas a las que van a tener que hacer frente son elevadas.

He aquí algunas preguntas que pueden surgir acerca de los bonos convertibles del Popular.

 

¿Por qué se pueden reclamar los bonos convertibles del Popular?

Hay dos decisiones importantes que avalan la irregularidad en la venta de estos productos.

Por un lado, el Tribunal Supremo ya indicó en el verano de 2016 que no hubo información previa. La que aparecía en la orden de compra “prerredactada” no era adecuada: “No se explicaba cuál era su naturaleza, ni los riesgos que se asumían en función de la fecha de conversión”. Así, para comprender el producto habría que ser “experto” en el mercado financiero.

Días antes de la sentencia del Supremo se conoció que una sanción de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Multó con un millón de euros al Popular por no valorar los conocimientos y experiencia de sus clientes. Tampoco les advirtió de que la inversión no era adecuada para ellos.

 

¿Qué son los bonos convertibles?

Eran un producto que ofrecían un interés alto -llegó hasta el 7%- en un primer momento. Años después necesariamente se convertían en acciones de la entidad. Lo que no se explicó a la gente era las pérdidas que podían sufrir en esta conversión.  En algún caso se ha perdido hasta el 80% de la inversión. En muchos casos la pérdida rondaba el 40%.

 

¿Puedo reclamar aunque la conversión a acciones fuese hace años?

Pueden reclamar todos los inversores. Si los bonos se convirtieron en acciones hace menos de cuatro años, se puede reclamar la anulación. Si fue antes, y un juez entendiese que la acción ha caducado, quedaría la posibilidad de reclamar daños y perjuicios por incumplimiento contractual. Debe demostrarse que el cliente no era consciente de los riesgos del producto.

 

¿Cómo actúo para recuperar mi dinero?

En Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados somos expertos en productos bancarios. Entendemos que en este caso hay muchas posibilidades de conseguir la devolución íntegra de la inversión.

Recabe la documentación que tenga y acuda a nosotros, no lo dude. Estamos a su disposición en nuestros despachos de MadridSevillaPamplonaValladolidBarcelona y Palma de Mallorca.

Despacho de Abogados Ferrer-Bonsoms & Sanjujo

 
Ferrer Sanjurjo Abogados

Despacho de abogados Ferrer Bonsoms Sanjurjo

 

Si tienes problemas, podemos ayudarte, si tienes dudas, podemos ayudarte

Somos abogados expertos en Derecho Mercantil, Derecho Internacional, Derecho Civil, Derecho Bancario

Despacho de Abogados Ferrer-BonSoms & Sanjurjo

  Contacta con nosotros, estas son nuestras oficinas:

Madrid

Calle Antonio Acuña, 9 – 2º izda. 28009 Madrid Teléfono: 910 18 29 46

Barcelona

Calle Buenos Aires, 60 – 1º 1ª 08036 Barcelona Teléfono: 937 07 82 97

Pamplona

Calle Estella, 8 – 1º izda. 31002 Pamplona Teléfono: 948 21 24 14

Sevilla

Av. de Ramón y Cajal, 37 – 5º A 41018 Sevilla Teléfono: 955 18 02 70

Valladolid

Calle José Ribera, 10 47130 Simancas, Valladolid Teléfono: 983 66 01 20

Palma de Mallorca

Via Puig del Castellet 1 blq. 6 lc. 1 07180 Santa Ponsa, Palma de Malorca Teléfono: 971 10 01 28
 
   
FB
FB

Comments are closed.

programa de afiliados agente de compras agencia comercial confidencialidad acuerdos de confidencialidad consultoría contacto protección de datos distribución franquicia exportación guías de negociación en países intermediario contratos internacionales contrato de distribución internacional contrato de venta internacional empresa conjunta aviso legal servicios de logística fabricación negociación en otros países guías de negociación en 70 países . paquete 10 contratos paquete todos los contratos venta contrato comisión de ventas representante de ventas servicios alianza estratégica suministro transferencia de tecnología marca registrada affiliate program   buying agent  commercial agency   confidentiality   confidentiality agreements  consulting   contact   data protection   distribution  expatriate   export   franchise   guías de negociación en países  intermediary   international contracts  international distribution contract   international sale contract   joint venture   legal notice  logistics services  manufacturing negotiating in other countries   negotiation guides in 70 countries   pack 10 contracts  pack all contracts   sale contract  sales commision sales representative services  strategic alliance supply  technology transfer  trademark