Banco Popular condenado a devolver 42.000 euros

Gestiona Radio entrevista a Ignacio Ferrer-Bonsoms
13 Enero, 2017
Banco Popular y Banco Mare Nostrum multados por la CNMV
18 Enero, 2017
Show all

La entidad ha sido sentenciada a devolver 42.000 euros a una señora de avanzada edad, dinero que había invertido en bonos convertibles. El juez ha declarado nulo el contrato por considerar que hubo error como vicio del consentimiento. Se le imponen a la entidad demandada las costas procesales.

Banco Popular condenado a devolver 42.000 euros

El día 13 de mayo de 2016 la parte actora formuló la demanda contra la entidad Banco Popular solicitando la nulidad o anulabilidad del contrato por la que la misma adquirió valores necesariamente convertibles en acciones del Panco Popular, invirtiendo un total de 42.000 euros. Alegan que se dio error como vicio del consentimiento.

El contrato fue firmado por ambas partes el pasado 23 de noviembre de 2010. El plazo de vencimiento de los bonos era de 3 años. El perfil de la contratante era de inversor minorista, pero la relación de confianza que tenía con la empleada de la entidad le llevó a firmar el contrato de bonos convertibles, invirtiendo en ellos todos sus ahorros. La demandante no recibió ningún tipo de asesoramiento, además de que no se le realizó ningún test de idoneidad, ni siquiera por parte de su empleada de confianza, que era la que iba a su casa a presentarle sus recomendaciones. No se le explicó en ningún momento que podría darse una pérdida de todo el capital.

Como se ha señalado en diversas sentencias del Tribunal Supremo, los bonos convertibles son productos financieros complejos. Tal y como se afirma en la sentencia, al ser estos productos tan complejos, produce muchas dificultades, que para un no-profesional resultan difíciles comprender. La Ley del Mercado de valores exige que la entidad facilite toda la información necesaria al cliente, sobre todo si se trata de un no profesional.

Con respecto a la caducidad de la acción de nulidad, el juez afirma que no aprecia la caducidad invocada por la parte demandada ya que el plazo de 4 años no comienza a correr con la perfección del contrato, sino con su consumación. Asimismo, la parte demandada también alega la novación extintiva, lo que implicaría que no se pudiese ejercitar la acción de nulidad por parte de la demandante, por haberse dado la extinción de los contratos cuando se canjearon por acciones. El juez también ha desestimado esta alegación.

Por todo lo expuesto, el juez de Primera Instancia Nº 4 de Llíria (Valencia) ha declarado la nulidad del contrato, condenando a Banco Popular a devolver a la parte demandante a restituir los 42.000 euros que invirtió en los bonos convertibles más los intereses legales. Las costas procesales también le son impuestas a Banco Popular.

FB
FB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *