La Audiencia Provincial de Madrid condena a Bankinter

Acciones pendientes de desembolso
30 Noviembre, 2016
Banco Sabadell devuelve el exceso de comisiones cobrado
5 Diciembre, 2016
Show all

La Audiencia Provincial de Madrid condena a Bankinter, que deberá devolver a un cliente 110.000 euros, por haber declarado la Audiencia la nulidad del contrato de bonos estructurados pues hubo error como vicio del consentimiento. Además, deberá abonarle los intereses legales y las costas de Primera Instancia.

La Audiencia Provincial de Madrid condena a BankinterEl cliente contrató en marzo de 2008 la compra de dos bonos estructurados con Bankinter, invirtiendo un total de 110.000 euros. El cliente demandó a la entidad pues consideraba que no había recibido toda la información sobre este producto, por lo que habría tenido lugar error como vicio del consentimiento. Sin embargo, el juez de Primera Instancia consideró que el afectado tenía conocimientos financieros, por lo que el contrato sería válido.

Tras la sentencia del juez de Primera Instancia el afectado presentó un recurso de alzada. Defiende frente a la Audiencia Provincial de Madrid que el juez de Primera Instancia cometió un error en la valoración de la prueba práctica, pues la parte demandante afirma que todas las compras realizadas de productos financieros más complejos se dieron posteriormente a la firma de este contrato. Antes únicamente había contratado productos no complejos, defiende la parte actora, por lo que se le debería de haber aplicado una evaluación de idoneidad.

Frente a todo esto la entidad demandada se basa en que el afectado llevaba 20 años invirtiendo en bolsa, además de que los contratos que se dieron fueron “claros, sencillos y transparentes”.

La CNMV establece que las empresas de servicio de inversión deben ofrecer información completa a sus clientes y, por otro lado, deben calificarlos como minoristas o profesionales, valorando asimismo los riesgos.

Finalmente, la Audiencia Provincial de Madrid ha establecido que el contrato debe ser considerado nulo, pues hubo error como vicio del consentimiento, al no recibir el cliente toda la información de forma clara y completa sobre el producto complejo que contrataba. Desestima, por tanto, la sentencia establecida por el juez de Primera Instancia y condena a Bankinter a devolver al cliente los 110.000 euros de la inversión, los intereses y costas de primera instancia.

FB
FB

Comments are closed.